None
RIVER

"Dejé parte de mi vida por esta camiseta"

Almeyda fue despedido como DT del club de Núñez y dirigió ayer su última práctica. "Me consumí durante un año y medio".

Luego de un semestre desgastante en Primera División, con idas y vueltas respecto a su continuidad en el club, Matías Almeyda fue echado por el presidente de River, Daniel Passarella. El técnico, que ayer dejó su cargo luego de la práctica vespertina y de una emotiva despedida con el plantel, afirmó que dejó "parte" de su vida por esa camiseta, a la vez que resaltó que "lo importante es el escudo, no lo es ni Passarella ni yo". Pese a esto, prefirió no hacer polémica con su salida e intentó aparentar que fue consensuada.

"Dejé parte de mi vida por esta camiseta. Me consumí durante un año y medio", sentenció Almeyda en relación al tiempo que estuvo al frente del equipo, no sólo en este Torneo Inicial de Primera sino también en el anterior campeonato de la B Nacional.

"Lo importante es River, no Passarella ni yo, todos los demás venimos debajo de este escudo. Lo que tuve que hablar lo hice con el presidente, no sirve que uno deje mierda y se vaya. Cuando uno se da cuenta que no sirve más, se va. Me voy orgulloso y ojalá pueda volver como técnico o como dirigente, cuando sea más grande", dijo el Pelado.

El técnico, que habló durante toda la conferencia con los ojos llorosos, en el predio en el que entrena River en la localidad de Ezeiza, confesó las razones que determinaron su salida de River. "Surgió una reunión, quedamos de acuerdo que me tenía que ir. A una semana de terminar el campeonato el no saber dónde iba a ser la pretemporada son señales que van llegando pero no quería dramatizar demasiado", argumentó.

"Si bien fue por intermedio de un diálogo cordial la salida, evidentemente llegamos a una instancia que se complicaba trabajar de esta manera. Preferí la paz. Seré el hincha número uno a partir de mañana, estoy dolorido porque fue mi último entrenamiento, mi ciclo se acabó", destacó a punto de que se le cayeran las lágrimas.

Almeyda resaltó que ayer solamente lo despidieron "dos dirigentes", que sintió que "en un año y medio siempre se desvalorizó bastante" su labor. "Es complicado dirigir a River, todos quieren esta silla", confesó el Pelado y se despidió.

COMENTARIOS