RIVER

Dolor cabeza

Cuando el Millo tenía casi cerrada la compra de Guillermo Burdisso, Boca se metió en el medio. Igual, tiene más chances de llegar a Núñez.

En un mercado de pases con poco movimiento, River y Boca se pelean por contratar a Guillermo Burdisso. Cuando el Millonario tenía casi cerrada la incorporación del defensor de Arsenal, el Xeneize se metió en el medio y generó malestar en la dirigencia del club de Núñez.
En River están que explotan. Mientras los dirigentes están cada vez más cerca de arreglar con el defensor central que quiere Matías Almeyda desde que descartaron al uruguayo Lugano, desde Boca intentaron meterle trabas en la rueda.
Aparentemente, Falcioni y Angelici levantaron el teléfono y llamaron al defensor para convencerlo de cambiar de vereda. Ya sin Insaurralde (ver "Se confirmó la venta..."), el actual campeón con Arsenal también es tentado desde el lado xeneize.
"Apareció Boca en el medio, es cierto, y hubo una llamada desafortunada del presidente. Quiso convencer al jugador de que no vaya a River. Pero lo que hizo mal Angelici estuvo mal porque quiso convencer al jugador desde el amor por ciertas camisetas, cosa que no es cierta. Si no hubieran vendido a Insaurralde, no hubieran mostrado interés por Burdisso. Es inoportuno haber hablado con el jugador, cuando tiene una oferta de un club argentino, menos diciéndole que ese club es una cosa u otra, no está bien tirar chicanas", reconoció, picante, su representante Fernando Hidalgo.
De todas formas, lo de Burdisso a River está casi cerrado, salvo que aparezca una oferta del exterior.

COMENTARIOS