None
LIBERTADORES

Boca le pegó primero

Los Xeneizes dieron el primer golpe en la serie ganando por 2 a 1 a la Unión Española, con goles de Juan Román Riquelme y Santiago Silva. El equipo visitante jugó mejor que el local, y lo complicó demasiado. La vuelta será el 9 de mayo en Chile.

El Xeneize logró vencer anoche a Unión Española por dos tantos contra uno, con goles de Riquelme y Silva. Boca no jugó bien pero logró la victoria.

En el primer tiempo, la Unión Española arrancó mejor que los locales en los primeros minutos. Era prolijo, medía bien los tiempos, llegaba por las bandas. Mauro Díaz era su principal eje, rompía la línea de los mediocampistas y se movía por todo el frente de ataque.

Boca, por su parte, no podía armar jugadas claras, su principal arma de ataque, Juan Román Riquelme, estaba ausente y no le llegaba la pelota. Arriba, el uruguayo Silva se mostraba y arremetía ante cada pelotazo que le llegaba al área. Los Xeneizes mostraban algunas falencias defensivas y le llegaban con facilidad.

Luego, llegados los 20 minutos, Boca comenzó a nivelar el dominio del balón. Riquelme empezó a mover la pelota hacia los costados, Ledesma y Erviti se mostraban y descargaban con el enlace. La llegada por las bandas molestaba a los defensores visitantes, que no podían evitar los centros a Santiago Silva. La mejor jugada colectiva llegó con el gol de Riquelme a los 24 minutos. Tras un largo pelotazo, Clemente logró bajar el balón para el diez, quien hizo una magnífica pared con Cvitanich, y luego Román definió con gran calidad. El primer tiempo terminó con supremacía de los locales.

En la segunda etapa, los dirigidos por Sierra seguían moviendo bien la pelota, Cordero tenía muy buen manejo del balón. Boca estaba expectante, esperando la oportunidad de agarrar mal parado a su rival.

Si bien la Unión Española tenía el dominio del balón, no podía pisar el área con peligro. No tenía profundidad. Pero a los 27 minutos, tras un grave error de la defensa de Boca, Jaime pisó el área y marcó el uno a uno. Luego del empate, el equipo vistante se replegó en su campo y Boca comenzó a salir del fondo y a tener la iniciativa de ataque.

Los Xeneizes arremetieron en los últimos minutos, poniendo mucha gente en ataque, pero sin mucha idea de juego. Erviti tiraba muchos centros al área, y Riquelme no podía triangular en la mitad de cancha. Todo indicaba que la Unión se llevaba un buen punto con el empate, pero a los 40 minutos apareció el uruguayo Silva con un testazo, que le dio la victoria a los Xeneizes.

Boca no jugó bien, no supo crear situaciones de gol, no llegó por las bandas. El equipo chileno, en cambio, fue más prolijo, tuvo buen manejo del balón y lo único que le faltó fue ser más profundo. La revancha se jugará el 9 de mayo en Chile.

COMENTARIOS