None

"Hoy firmo la promoción"

Caruso Lombardi salió a explicar el momento que vive el Ciclón: "Va a ser muy difícil salvarse. Ni siquiera podés calcular con cuántos puntos te salvás, y eso te come el cerebro". Además, se quejó de la gran lista de averiados que tiene y el corto plantel del que dispone para afrontar la recta final del torneo.

San Lorenzo es una máquina de generar buenas y malas noticias. Su técnico entiende bien el juego mediático, y lo utiliza para, en cierto punto, condicionar, marcar la cancha, tantear al rival. El problema es que esa línea es muy fina, y puede, si es mal utilizada, generar desazón en el plantel. Caruso, que no puede contenerse, salió a enfrentar a la prensa mostrándose cabizbajo y desalentado en relación a lo que resta del torneo y la lucha por la permanencia. Además, mostró su preocupación por la gran cantidad de lesionados.

"Nosotros tenemos que jugar de visitante contra Unión, All Boys y Tigre. Va a ser muy difícil salvarse". Además, fue más punzante: "Ni siquiera podés calcular con cuántos puntos te salvás, y eso te come el cerebro". Estas declaraciones lejos están de los primeros días del DT, que en su llegada revitalizó la autoestima del plantel y contagió al hincha del Ciclón. Lo cierto es que el empate sobre la hora de Banfield pegó duro. "Estoy bajón. Es jodido laburar así, con tantos jugadores que se te lesionan y un plantel tan corto". Por último, fue contundente en su manera de ver la recta final del torneo y las chances que le quedan al Ciclón para quedarse en primera. "Yo hoy firmo la promoción, y mucho más, jugando contra equipos que no dividen como vos. Si ganas dos partidos, y Rafaela gana dos, te vas al tacho".

En el plano futbolístico, el entrenador tiene dudas de cara al encuentro del próximo domingo ante Arsenal, debido a que Leandro Romagnoli y Enzo Kalisky arrastran molestias. A esto se le suma la pérdida de Germán Voboril por el resto del torneo por la rotura de ligamentos cruzados. Kalisky, por su parte, tiene un esguince de tobillo derecho, lo que no le permite entrenar con normalidad y lo pone en duda. El Pipi Romagnoli sigue con dolencias luego del pisotón que lo dejó afuera del último partido. Otro que también se suma a la lista es el uruguayo Carlos Bueno, que sigue en recuperación por el golpe que recibió en la rodilla, y también trabajó de manera diferenciada. Nahuel Benítez se suma a la lista de averiados, el jugador fue intervenido quirúrgicamente de una hernia inguinal y no estará disponible hasta agosto.

Los dos puntos perdidos –siguiendo la lógica del DT– el último domingo, agregándole la forma en que fueron perdidos, la suma de lesionados, y el plantel corto del que dispone San Lorenzo, sacaron del eje positivo a Lombardi, que se vio claramente influido por esta cadena de circunstancias. Lo preocupante es que un conductor debe mantener el eje y más en momentos difíciles como los que le toca afrontar. Mostrarse débil quedando pocos puntos en disputa y, entendiendo que cada encuentro es una final, resulta llamativo y, en cierto punto, ingenuo por parte del director técnico. Estas declaraciones descolocan tanto al hincha como a los jugadores que deben afrontar partidos con mucha presión. Hoy firma por la promoción, mañana se verá.

COMENTARIOS