None
ASCENSO

El Millonario se quedó con la Gloria

River le ganó en el Monumental a Instituto por uno a cero, con gol de Trezeguet.

El equipo Millonario, dirigido por Matías Almeyda logró vencer a Instituto 1 a 0, con gol de David Trezeguet, en un buen partido. La Gloria sigue siendo líder del torneo.
En el primer tiempo, Instituto salió a jugarle de igual a igual a River, poniendo mucha gente en terreno contrario. El Millonario sufrió los primeros minutos. Le costaba la salida por las bandas, padecía la transición de la mitad al frente de ataque, solo llegaba mediante pelotazos a Trezeguet. Luego, el equipo cordobés comenzó a menguar su rendimiento. River poco a poco lo fue acorralando, llegando con mucha gente pero sin elaborar jugadas claras. Cavenaghi bajaba y pasaba el balón con criterio. El Chori Domínguez no fue gravitante en el juego de River, tuvo momentos buenos y malos. El eje de ataque era David Trezeguet, que tuvo varias chances mediante intervenciones aéreas. César González tuvo buenos desbordes y logró justificar su ingreso. Así, levantando el nivel de estos jugadores, el equipo de Almeyda anuló el juego de la Gloria, que no podía salir, ni elaborar juego. Los dirigidos por Darío Franco terminaron el primer tiempo jugando mal. River, por su parte, mostró buen manejo pero le faltó la definición final.
El segundo tiempo arrancó igual que el término del primero. River apretaba a su rival, con buena participación de los delanteros, que presionaban la salida de los defensores rivales, y un gran manejo en la mitad de Leonardo Ponzio.
Los líderes del Nacional B no podían plasmar su estilo de juego en el Monumental, y les pesaba la presión constante de los Millonarios. River pudo abrir el marcador a los diez minutos, cuando David Trezeguet mandó al fondo de la red la pelota, luego de recibirla en el punto del penal.
Luego, cuando Instituto miraba lo que pasaba en el terreno de juego, sin demasiada incidencia, llegó la expulsión de Raúl Damiani a los 20 minutos. La expulsión fue dudosa y produjo el enojo del técnico de la Gloria. A pesar de estar con diez, el líder del torneo mostró entrega pero sin demasiado fútbol.
River movía la pelota con cuidado, no sufría ningún apriete de su rival, pero solo ganaba uno a cero, lo que dejaba incierto el resultado final. Cuando Carlos Maglio dio por terminado el encuentro, desató la alegría de todos los hinchas Millonarios, que festejaron la victoria ante Instituto.
Así, el equipo dirigido por Matías Almeyda mostró buen fútbol, fue preciso, y le cortó todos los circuitos de juego a su rival. Hubo varios aciertos del entrenador, que supo leer el esquema del rival, anulándole a sus máximas figuras. El tridente funcionó y Trezeguet demostró que debe jugar en el once inicial. Lo que se debe destacar es que Instituto le jugó de igual a igual a River. Los cordobeses no pudieron plasmar el buen nivel de juego que tuvieron durante todo el torneo, el mismo que los hizo ser el equipo más regular. La victoria de River deja la definición de la recta final más abierta que nunca.

COMENTARIOS