SAN LORENZO

Pulgar para abajo

El error de Diego Abal lo cubre todo. Es un nubarrón que tapa el cielo de San Lorenzo y quienes levanten la vista, no pueden ver otra cosa.

El error de Diego Abal lo cubre todo. Es un nubarrón que tapa el cielo de San Lorenzo y quienes levanten la vista, no pueden ver otra cosa. Es, al mismo tiempo, exactamente lo que los dirigentes necesitaban para no tener que contestar incómodas preguntas. Podrían haber tenido que explicar la presencia de barras en la nave de un club que no hace mucho tiempo sufrió dos incidentes notorios: el apriete de los violentos al plantel (que derivó en la pelea Migliore-Bottinelli) y un juvenil apuñalado en la sede. Pero estos temas quedarán para dentro de un tiempo, cuando otro hecho de violencia sacuda al club. Por el momento, basta con disparar contra un árbitro que, claramente, cometió un error grosero y carísimo para las aspiraciones del Ciclón.
Sergio Constantino, dirigente de San Lorenzo, reveló que el árbitro de la polémica se retiró del Nuevo Gasómetro con ademanes hacia el público local. "Abal se fue de la cancha haciéndole gestos con el pulgar para abajo y de hecho algunos periodistas que estaban en el lugar lo vieron. Además salió con el cuarto árbitro desafiando y riéndose", aseguró. Pero el presidente, Carlos Abdo, prefirió no asegurarlo todavía: "Estamos constatándolo con videos. Dicen que lo hizo cuando se fue al patrullero. El Dr. Rivas está haciendo un sumario", dijo.
Como al pasar, Abdo dijo que presentarán las pruebas correspondientes ante la AFA que certifican que no fueron barras los que protagonizaron los incidentes. "Tenemos que impedir que haya una sanción a la cancha. La gente que entró a la nave del estadio no era gente de la barra. Se los puede identificar uno por uno, y son los que bajaron de la Platea Norte. No había policías. Rompieron pero no le pegaron a nadie. Yo creo que se podría haber previsto y dejar la infantería en el vestuario".
Y rápidamente, volvió al tema Abal. "Lo mínimo que vamos a pedir es que lo paren", disparó. Y más tarde, el vicepresidente Roberto Rivas, insistió con el tema: "Ayer tenía bronca, pero hoy siento pena porque se debe estar sintiendo muy mal por la injusticia que cometió. Se me ocurre que Abal a San Lorenzo no lo va a dirigir más". 

COMENTARIOS