None
LIBERTADORES

Parecido a una final

Arsenal y Boca jugarán desde las 19.45, en Sarandí, un partido clave para la definición del Grupo 4 de la segunda fase de la Copa Libertadores de América. Boca viene de perder ante el Fluminense.

Boca, que detuvo su paso ganador con dos derrotas consecutivas, una a nivel local y la otra internacional, visitará hoy a Arsenal de Sarandí en un partido que definirá gran parte de sus chances para continuar en la Copa Libertadores, su gran apuesta del semestre.
El encuentro, válido por la tercera fecha del Grupo 4, se jugará a partir de las 19.45 en la cancha de Arsenal, ubicada en la localidad bonaerense de Sarandí, y será arbitrado por Pablo Lunati, líder de una terna argentina que completarán Hernán Maidana y Gustavo Rossi como jueces de línea.
La igualdad ante el equipo más débil del grupo, el Zamora de Venezuela, sumada a la inesperada derrota como local de la semana pasada ante el Flu por 2 a 1, dejó a Boca sin más alternativas que obtener una victoria en su incursión a Sarandí, para no comprometer una clasificación que ya de por sí está difícil.
Encima, los xeneizes vienen de resignar el domingo un invicto de 33 partidos al caer en La Boca ante Independiente por 5 a 4.
En ese contexto, Falcioni tomó nota de que lo bueno que hizo desde su llegada al club quedará opacado por una eventual eliminación en la fase de grupos de la Copa, y entonces apelará a sus mejores hombres para el compromiso en Sarandí.
Los boquenses recuperarán, en relación a la formación que perdió el domingo, dos hombres clave en la defensa y otros tres en el mediocampo, los puntos más flojos que mostró el equipo ante Independiente, mientras que retornará a la titularidad Pablo Mouche, inexplicablemente relegado al banco por Falcioni.
Es decir que volverán al equipo Juan Manuel Insaurralde y Clemente Rodríguez en lugar de Matías Caruzzo y Franco Sosa, y también lo harán Diego Rivero, Leandro Somoza y Walter Erviti, en los puestos que ocuparon Pablo Ledesma, Cristian Erbes y Juan Sánchez Miño. Mouche, en tanto, formará dupla ofensiva con el uruguayo Santiago Silva, quien durante el primer tiempo ante Independiente y una parte del segundo fue acompañado por Orlando Gaona Lugo, errático y dubitativo, sin justificar su inclusión.
Boca apelará a sus mejores armas, con Juan Román Riquelme como estandarte, líder y estratega, y confiado en que el uruguayo Silva comenzará a marcar los goles que motivaron su incorporación hace un mes.
Enfrente estará Arsenal, el aguerrido equipo que intentará aprovechar las urgencias de Boca para dar un paso importante con miras a la clasificación. 

COMENTARIOS