None
CLAUSURA

Banfield sorprendió a Racing en el final y provocó la ira de sus hinchas

El Taladro derrotó al equipo de Basile por 2 a 1 en Avellaneda con un cabezazo de Rodrigo López en el descuento; Teo Gutiérrez, que había adelantado al local, vio la roja.

Racing decepcionó nuevamente al caer ante Banfield, que jugó con un hombre menos más de la mitad del partido, por 2-1 en Avellaneda, en un partido válido por la tercera fecha del torneo Clausura. Los hinchas locales explotaron contra los jugadores.
Los goles del conjunto visitante los anotaron Andrés Chávez, a los 10 minutos del primer tiempo (tras un penal que Saja le rechazó a Luchetti), y Hernán Rodrigo López, a los 45 de la segunda parte; Teófilo Gutiérrez, de tiro penal, había abierto el marcador para Racing a los 4 de la primera etapa.
En Banfield fue expulsado Marcelo Bustamante, a los 33 del primer tiempo; y el propio Gutiérrez vio la tarjeta roja en Racing a los 34 del segundo.
La visita arrancó con todo: en su primera aproximación Jorge Achucarro cedió para Andrés Chavez que disparó de derecha y Sebastián Saja, bien ubicado, controló sin mucho inconveniente. El equipo que dirige el uruguayo Da Silva avisaba así que, a pesar de jugar con un esquema ultra conservador de cinco defensores, no iba a resignar su juego ofensivo.
Sin embargo, en la primera llegada clara de Racing, Luchetti le cometió penal a Gabriel Hauche tras un pase de Patricio Toranzo que Gutiérrez convirtió en gol.
La alegría le duró seis minutos a Racing, porque el defensor Matías Cahais le cometió un inocente penal a Chávez que Saja le atajó a Luchetti, pero en el rebote Chávez marcó la igualdad.
A partir de ahí, el partido fue parejo. Banfield se defendió y salió de contra cuando pudo y Racing, sin ideas, hizo el gasto pero sin generar peligro.
A partir de la roja a Bustamante, el partido se desarrolló en campo de la visita. Pero Racing jugó mal, al igual que ante Tigre, por la primera fecha, y el domingo pasado ante Godoy Cruz, y no encontró la forma de entrarle a la férrea defensa de Banfield. El colombiano Giovanni Moreno fue una sombra del crack que puede ser y no estuvo preciso para asociarse con su coterráneo Gutiérrez, que en el segundo tiempo provocó de manera tonta su segunda amarilla y se fue de la cancha.
Sobre el final, el cabezazo de López hizo estallar a Racing. 

COMENTARIOS