None
MANO A MANO

Valeria Ghione, una pieza clave en la historia del fútbol femenino de Junín

En 1997 vistió la camiseta de River Plate. Representó al club BAP y a Sarmiento. En el 2011 integró al equipo de Rivadavia que logró importantes reconocimientos a nivel regional.

Valeria Ghione es una pieza clave en la historia del fútbol femenino local. Desde muy chica encontró en este deporte su verdadera pasión. Jugó al voley y al básquet pero se dio cuenta que el generador de su adrenalina estaba en el fútbol.
Siempre corrió detrás de una pelota. Trabó, cabeceó, tiró caños y gambeteó varios obstáculos para lograr sus objetivos.
Valeria Guione dejó su testimonio. Recordó su paso por el fútbol grande de nuestro país cuando vistió la camiseta de River Plate.
Sus logros en Junín comenzaron en BAP, pasó por Sarmiento y en el 2011 conformó un plantel en Rivadavia que recibió varias premiaciones.
Entre sus proyectos para el 2012 quiere que Junín tenga su propia liga de fútbol femenino.

- ¿Cómo se produce tu contacto con el fútbol?
- Yo viví mucho tiempo en un campo perteneciente al pueblo de Baigorrita y ahí cuando los chicos jugaban al fútbol, yo estaba. Me metía. Después nos vinimos a vivir a la ciudad y cuando iba a la primaria lo que más me gustaba era educación física. Siempre me gustó mucho hacer actividades y en esa materia me destaqué. Jugué al voley mucho tiempo hasta que me fui quedando en la altura. Pasé al secundario y ahí fue cuando me dije que tenía que hacer lo que realmente me gustaba.

- ¿Siempre estuviste ligada al deporte?
- Siempre. Ya en la primaria me di cuenta que quería ser profesora de educación física o entrenadora. Terminé la secundaria, estudié eso y me recibí en el 96. En ese mismo año acompañé a un equipo de fútbol femenino a Mar del Plata que competiría en los Torneos Bonaerenses. Eso fue un avance grande porque fue una de las primeras veces que un equipo de Junín viajaba a un torneo importante. Yo fui como delegada, no como entrenadora, pero ese viaje me sirvió para darme cuenta que yo podía ser entrenadora. En la facultad había tenido como profesor a Sergio Lippi y había aprendido muchas cosas de él.

- ¿Fue un viaje decisivo?
- Sí, porque cuando volví armé un proyecto y lo presenté en club BAP. Eso habrá sido en el 97. Porque en ese mismo momento un tío me anota para ir a probarme a River. Voy, hago la prueba y tuve la suerte de quedar. Eso era fútbol 11. Así que comencé a viajar al mismo tiempo que comenzamos a armar el grupo de chicas en BAP. Jugar en River fue una experiencia muy linda porque yo soy hincha. Jugué partidos de AFA contra equipos como San Lorenzo, Boca, Independiente y Deportivo Español.  

- ¿De qué puesto jugás?
- De marcadora de punta por derecha y de volante por ese lado. Pero también jugué de central. En ese momento la verdad que hice un sacrificio enorme porque me gustaba mucho lo que hacía. Viajaba a River y entrenaba en Junín con las chicas, en BAP. Pero se nos complicó con el espacio y por eso presentamos un proyecto parecido en Sarmiento. Lo aceptan y representamos a Sarmiento en Li.De.Ri, que es una liga de fútbol femenino de Pergamino. Eso fue el año pasado, salimos subcampeonas invictas. Pero nos volvió a pasar que no teníamos espacio para entrenar y decidimos dar un paso al costado.      
- Pero siguieron peleando por un lugar.
- Por supuesto. A principios de este año representamos al club Rivadavia en la Li.Fu.Pe, que es otra liga de Pergamino de fútbol 8 y tuvimos la suerte de salir subcampeonas. En esta última participación me tocó atajar y me dieron un premio por la valla menos vencida.          

- Da la sensación de que año tras año van ganándose un espacio cada vez más importante.
- Estamos trabajando en eso. La comisión directiva del club Rivadavia nos está dando una mano muy importante en este sentido. La idea es armar un proyecto y presentarlo en la Liga Deportiva del Oeste. Por algunas opiniones que ya hemos recogido creemos que se pueda dar que Junín tenga una liga de fútbol femenino.

- ¿Como entrenadora tenés algún referente?
- Las ideas de Lippi me gustan. Bielsa me gustó siempre. Pero trato de sacar un poco de cada uno. También hay que ver las jugadoras con las que uno cuenta para armar el equipo.

- ¿Tenés algún sueño?
- Muchos. Me gustaría que Junín tenga su propia liga de fútbol femenino porque cada vez son más las chicas que se acercan. También se está dando de que muchos padres van con sus hijas de muy corta edad, por eso es que también me gustaría armar una escuelita de fútbol femenino.

COMENTARIOS