None
“B” METROPOLITANA

Sarmiento triunfó con el último suspiro y se fue de vacaciones en la punta del torneo

Logró un gran éxito ante Chicago por 2-1 y quedó líder junto a Brown (A). Dio vuelta el marcador con goles de Tucker –de penal- y Quiroga sobre el final cuando jugaba con diez por la expulsión de Pasquinelli. Le atajaron un penal a Abila.

Sarmiento logró anoche de esos triunfos que valen oro. Que parecen valer más que tres puntos, a pesar que se consigue en el desarrollo normal de un campeonato. El equipo juninense tenía mucho en juego en 90 minutos y ya con la presión de saber qué solo la victoria le permitía irse de vacaciones en el liderazgo junto a Brown de Adrogué. Además, el desarrollo del encuentro lo fue sometiendo a una prueba del temple. Primero comenzó perdiendo y después de haber empatado, antes del cierre del primer tiempo, desaprovechó la oportunidad de pasar a ganar con un penal que le atajaron a Ramón Abila. En el segundo tiempo, cuando disponía de menos tiempo el balón y quedó con un jugador menos restando diez minutos por la expulsión de Fernando Pasquinelli, el empate parecía un buen negocio, pero hubo una linda acción que definió Luis Quiroga en el primer minuto de adicional y fue el gol de la victoria para el “Verde” juninense, que desató una gran algarabía en el Estadio “Eva Perón”.
Se alcanzó con el éxito ante un duro rival, que venía con un invicto de siete partidos –ganó seis en esa racha-, y con bajas de cuatro habituales titulares como Nelson González, Andrés Bressán, Yamil Garnier y Martín Andrizzi. Entonces, la enorme alegría de todos los integrantes del plantel y del público local no era para menos.
Sarmiento mostró problemas para defender por los costados, sobre todo por el derecho, y tenía complicaciones con la movilidad de los jugadores de la visita desde mitad de cancha hacia delante. En tanto, lo más claro en ataque del conjunto juninense estaba a partir del manejo de Quiroga y las apariciones de Cerutti
Nueva Chicago tenía el inteligente trabajo de Serrano en la zona media para administrar el juego, los arranques de Vinaccia por la izquierda, en menor medida las proyecciones de Scifo por la derecha y la peligrosidad de Cristian Gómez las pocas veces que apareció en el partido.
Así se hizo un encuentro entretenido en el primer tiempo, donde se registraron llegadas por ambos equipos y el primero en acertar fue Nueva Chicago. Serrano remató de media distancia y un fortuito rebote le permitió festejar la apertura. Pero llegó el penal a Quiroga y Tucker lo cambió por gol para poner la paridad. Sobre el cierre de la etapa, el equipo dueño de casa tuvo la gran posibilidad para aumentar, pero el arquero Drago le detuvo el penal a Abila.

Bajo el nivel

El juego decayó en el segundo tiempo. Porque si bien Nueva Chicago consiguió tener por más tiempo la pelota, principalmente con la tarea de Serrano y Bochi en el medio, careció de sorpresa y más allá de alguna proyección de Lucas Banegas por la izquierda. La mejor oportunidad se la perdió Castagno que tiró afuera en el mano a mano con el arquero Flores.
Sarmiento tuvo dificultades para el traslado de la pelota y muchas veces le faltó compañía a Luis Quiroga. El ejemplo estuvo dado que, antes del segundo gol, sólo se aproximó con riesgo a través de remates de media distancia de Azil e Ignacio López, respectivamente, que se fueron apenas desviados.
Pintaba para un empate clavado, pero surgió esa jugada del final para Sarmiento y los tres puntos quedaron para los dirigidos por Sergio Lippi.
Fue la mejor manera para cerrar el 2011, aunque por cierto aún queda mucho camino por recorrer en este campeonato de la Primera “B” Metropolitana.

COMENTARIOS