Nahuel Barrios, una de las figuras de San Lorenzo.
Nahuel Barrios, una de las figuras de San Lorenzo.
LIGA PROFESIONAL

Sobre el final, San Lorenzo se lo ganó a Argentinos y le impidió llegar a la punta

El equipo de Rubén Darío Insúa se llevó los tres puntos de La Paternal luego de vencer al Bicho, 1 a 0, en condición de local. Los dirigidos por Gabriel Milito tenían la posibilidad de alcanzar y superar a Atlético Tucumán con una victoria pero desperdiciaron la chance.

San Lorenzo venció ayer a Argentinos por 1 a 0, como visitante, en la continuidad de la undécima fecha de la Liga Profesional de Fútbol en el estadio Diego Armando Maradona de La Paternal.

El único gol lo hizo el debutante Andrés Vombergar, a los 44 minutos del segundo tiempo.

El "Ciclón" se llevó mucho premio en relación a sus intenciones pero eso poco le importó y trepó a los 16 puntos en el campeonato, con tres victorias, siete empates y una derrota y sueña con la Copa Sudamericana 2023, de la que está a cuatro unidades.

El conjunto de Gabriel Milito no aprovechó la monopolización de la pelota, nunca inquietó y se quedó en 20 puntos y sin llegar a la punta del torneo.

El primer tiempo tuvo pocas chances concretas de gol de ambos lados, ya que los planteos tácticos prevalecieron por encima de la capacidad individual de algún futbolista para romperlo.

Apenas una arremetida de Ezequiel "Pocho" Cerutti que no empujó el paraguayo Adam Bareiro y varios disparos de media distancia del conjunto local pero sin peligro concreto.

En el complemento, Gabriel Milito hizo tres cambios en el amanecer para romper con la cantidad de gente puesta en defensa por parte de San Lorenzo. Esto trajo varios idas y vueltas entre elaboraciones locales y ataques directos de la visita.

La apuesta por el lado de Rubén Darío Insúa cuando movió el banco de suplentes se apoyó netamente en la velocidad de sus atacantes, al punto que sacó del campo al goleador Adan Bareiro, que la aguantaba bien de espalda y rebotaba para los volantes con llegada hasta ese momento, y mandó a Nicolás Leguizamón, que en la primera dejó en el camino a dos rivales y casi quiebra el cero.

Además, en Argentinos reapareció Gabriel Ávalos después de siete partidos y trajo una nueva alternativa con los centros aéreos en un campo de dimensiones menores al resto. El duelo fue mano a mano con el colombiano Cristian Zapata, que desde el inicio lo tomó con mucho oficio.

La más clara hasta ese momento se dio por una resolución individual de David Salazar, uno de los que entró en el inicio del segundo tiempo, que gambeteó a su marcador y con un remate despertó a los hinchas locales.

San Lorenzo nunca se salió de su libreto y se llevó un buen triunfo de La Paternal de la mano de su refuerzo Andrés Vombergar, que empujó un centro bajo de Leguizamón, una de las figuras de la tarde. El orden y el progreso como bandera para el equipo de Insúa.

COMENTARIOS