Julián Chicco disputa un balón en el mediocampo, en el mediodía de Paraná.
Julián Chicco disputa un balón en el mediocampo, en el mediodía de Paraná.
MAL MOMENTO DEL VERDE

Sarmiento sufrió una dura derrota ante Patronato y no logra salir de la crisis

El equipo de Junín volvió a perder y ya suma tres encuentros seguidos con derrota, entre Liga Profesional y Copa Argentina, sin anotar goles. El futuro del DT Mario Sciacqua comienza a dibujar un signo de interrogación. El miércoles, recibirá a Platense, en el Estadio Eva Perón.

Sarmiento vivió ayer una nueva tarde para el olvido y cayó derrotado 1 a 0 frente a Patronato, en el Estadio Presbítero Grella de Paraná, por la segunda fecha del Torneo de la Liga Profesional. 
El Verde continúa sin sumar puntos ni anotar goles en el arranque del segundo semestre, cuando las expectativas apuntaban hacia una consolidación definitiva en Primera División. Al cabo de tres encuentros disputados en lo que va del calendario -dos por Liga y uno por Copa Argentina-, el equipo dirigido por Mario Sciacqua no logra encontrar su línea de juego y reincide en falencias en el orden defensivo, uno de sus pilares en el anterior campeonato del club de Junín en la élite del fútbol nacional.
En contraste, Patronato, dirigido por Iván Delfino -exentrenador de Sarmiento-, sumó su segunda victoria en fila y transita uno de sus mejores presentes en la Liga Profesional. El local comenzó adelantado en el campo y sorprendió al equipo de Junín, que debió refugiarse y salir con pelotazos, en los minutos iniciales. 


Nicolás Delgadillo y Sebastián Sosa Sánchez eran los más peligrosos del conjunto de Delfino, pero, lentamente, Sarmiento comenzó a avanzar, con Guido Manero parado casi como delantero por derecha. 
Así llegó la primera jugada del Verde, con una corrida de Mainero y un remate de Federico Vismara de media distancia, que contuvo el arquero Ibáñez, cuando transitaba el minuto 10. 
Dos minutos después, Patronato respondió con un centro de Delgadillo, que peinó Sosa Sánchez y Junior Arias remató desviado.
Preocupado por el arrastre de recientes derrotas, el equipo de Sciacqua procuró rearmarse de atrás hacia adelante y recuperar solidez defensiva. Así, los laterales Martín García y Gabriel Alanís casi no se proyectaron en el primer cuarto de hora. 
Cerca de los 20, el Verde se acercó con un centro de Federico Bravo, que conectó Jonatan Torres de cabeza, pero el balón salió desviado por arriba del travesaño. Recién a los 24, apareció Alanís en campo rival, el más claro del equipo juninense en el tramo final del primer tiempo, aunque con un disparo débil a las manos de Ibáñez.  


Sin embargo, cerca de los 30, Sarmiento sufrió un nuevo baldazo de agua fría, como en las últimas presentaciones, a partir de una mala salida de atrás y una pelota que Bravo perdió en el medio, que permitió a Patronato explotar la espalda de la banda izquierda en la última línea, el gran Talón de Aquiles del equipo de Sciacqua, en el arranque del torneo. 
Así, Sosa Sánchez aprovechó picó por detrás de Salvareschi y definió con categoría ante la salida del arquero Manuel Vicentini. Los de Junín tuvieron la última del primer tiempo, en un tiro libre,  pero la jugada preparada terminó en un remate sin destino de Alanís, tras habilitación de Sergio Quiroga.
En el segundo tiempo, Sciacqua pareció perder el norte del partido. Reemplazó a Chicco, de deslucido partido, y apostó por Luciano Gondou, en el retorno casi desesperado a la fórmula del doble delantero, que había desestimado para el arranque en su visita a Paraná. 
Alanís se adelantó en el campo y creó algo más de peligro a la puerta de Ibáñez. El DT puso entonces toda la carne al asador y envió a la cancha a Federico Paradela por Mainero y luego a Gabriel Graciani por Vismara. Más cerca del final, entró Yaír Arismendi por Bravo. 
Así, Sciacqua desarmó el mediocampo y buscó explotar el ataque por las bandas, para conseguir el empate en los minutos finales, aunque nada funcionaba. Delfino, en cambio, dispuso a su equipo para cuidar la ventaja. Recién volvió a atacar a los 30 del complemento, con una nueva irrupción de Sosa Sánchez a espaldas de los centrales, que obligó a una nueva intervención de Vicentini.
El árbitro Andrés Merlos agregó siete minutos, pero el Verde no pudo llegar al empate. Por el contrario, cuando el encuentro moría, Braian Nievas anotó el segundo, con el equipo de Sciacqua regalado en ataque, y sentenció la historia. Fue derrota, una más, y ya son tres caídas consecutivas, entre Liga Profesional y Copa Argentina.

COMENTARIOS