Sarmiento no se dejó intimidar en la Bombonera y consiguió un histórico empate ante Boca
LIGA PROFESIONAL

Sarmiento no se dejó intimidar en la Bombonera y consiguió un histórico empate ante Boca

El Verde le planteó un partido intenso al equipo de Miguel Russo y hasta se puso en ventaja, con un golazo de Gabriel Alanís. El Xeneize llegó a la igualdad con un gol de cabeza de Lisandro López. El conjunto de Mario Sciacqua sumó así su primer punto en Primera.

Primera División
1
BOCA JUNIORS
1
SARMIENTO

Sarmiento logró anoche un valioso empate frente a Boca, en su visita a La Bombonera, por la tercera fecha de la Zona B de la Copa de la Liga Profesional.
Fue un 1 a 1 con un sabor agridulce para los dirigidos por Mario Sciacqua, porque la alegría por haber sumado un histórico punto ante uno de los equipos más poderosos del fútbol argentino quedó entremezclada con la sensación de que el Verde podría haberse quedado con los tres puntos. 
El inicio mismo del encuentro mostró a un equipo juninense algunos metros más adelantado en el campo con relación a su estreno frente a Vélez Sarsfield, la fecha pasada, en el Estadio Eva Perón y presionando con su línea de volantes a los defensores "xeneizes" desde la salida misma.
Gabriel Graciani y Fausto Montero hicieron un gran desgaste en el primer tiempo y lo pagaron con su continuidad en el partido en el complemento, ya que el entrenador decidió reemplazarlos. Boca, sin demasiadas ideas, eligió el costado izquierdo para atacar, aprovechando la velocidad de Frank Fabra y la capacidad para desbordar de Sebastián Villa. 

Así, los conducidos por Miguel Russo encontraron las primeras chances claras: primero, con una habilitación a Mauro Zárate, que el ex Vélez coronó con un remate desde afuera del área, que se fue cerca del palo izquierdo del arquero Manuel Vicentini. 
A los 35 minutos, Fabra envió un centro desde tres cuartos de cancha, que Nicolás Capaldo logró conectar de cabeza, de pique al suelo, tras ganar la espalda al lateral Lautaro Montoya, pero el balón fue controlado sin problemas por el capitán Vicentini.
A los 41, Sarmiento tuvo la más clara del primer tiempo: Graciani llegó solo, mano a mano con Esteban Andrada, pero se quedó sin fuerzas en los metros finales y su intento por convertir de emboquillada naufragó en las manos del guardameta boquense.
En el transcurso de la primera mitad, Boca sufrió las prematuras lesiones de Eduardo Salvio y Carlos Izquierdoz, dos de sus piezas clave. La salida del mundialista Salvio obligó a Villa a trasladarse a la banda derecha y alivió el trabajo de Yamil Garnier, que hasta allí había tenido que lidiar con él y sus intentos de combinar con las subidas de Fabra.
Para el segundo tiempo, Sciacqua volvió a enviar a la cancha a Sergio Quiroga, quien, al igual que frente a Vélez, le aportó una cuota de inventiva y frescura al ataque juninense. 

El combo de modificaciones se completó con los ingresos de Fabio Vázquez y Benjamín Borasi. Así, y a medida que los volantes de Boca comenzaban a sentir el trajín del partido, el mediocampo se fue desmoronando hasta convertirse en una zona de libre tránsito. 
Así llegó el gol del Verde: a los 19 minutos del complemento, el volante cordobés Gabriel Alanís cortó una jugada desde su propio campo, recorrió largos metros casi sin oposición hasta superar los tres cuartos de cancha, eludió en un único movimiento a dos hombres que habían salido a bloquearlo y soltó un derechazo que envió la pelota directamente al ángulo superior izquierdo de Andrada. 
Con las tribunas vacías -por la continuidad de las medidas preventivas por la pandemia del COVID-19-, y con un DT que desde el banco no daba señales de ofrecer alternativas, Boca se aferró a la jerarquía de Edwin Cardona -uno de los tres colombianos en el Xeneize, junto a Fabra y Villa-, casi como la única esperanza para alcanzar la igualdad. 

Y el empate llegaría, cuatro minutos después, cuando el talentoso volante cafetero lanzó un centro desde el costado derecho, que cayó en el área, y el central Lisandro López -que había relevado al lesionado Izquierdoz- cabeceó como si fuera delantero, para derrotar a Vicentini. 
El Verde no se derrumbó con el cachetazo y hasta estuvo más cerca de llevarse el triunfo que el local, pero, esta vez, Jonatan Torres -de buena actuación-, no encontró la ocasión para marcar, como sí lo había hecho frente a El Fortín, el fin de semana pasado. 
Pasados los cuatro minutos de los 90 reglamentarios, sonó el pitazo del árbitro Nicolás Lamolina, que decretó el final. Sarmiento dejó su marca en La Bombonera, frente a un Boca intermitente en su funcionamiento. Con el envión de anoche, el Verde recibirá el próximo sábado a Talleres, con el objetivo de comenzar a sumar de a tres.

COMENTARIOS