sarmiento de junin
Mauro Albertengo, la referencia en el ataque del Verde.
PRIMERA NACIONAL

Sarmiento y Villa Dálmine no se sacaron ventajas e igualaron sin goles en el debut

Fue empate en 0 en el estadio Eva Perón. El Verde tuvo varias ocasiones para convertir, con dos disparos en el travesaño, pero no pudo vencer la valla del arquero Juan Marcelo Ojeda. El plantel tendrá jornada libre hoy.

Tras ocho meses y veintiún días, Sarmiento volvió a jugar de manera oficial en la Primera Nacional. Ayer por la tarde, el Verde igualó sin goles contra Villa Dálmine en el debut de ambos equipos en la categoría. 
Sarmiento empleó un sistema de 4-4-2, como venía disputando en los partidos amistosos de pretemporada, que sirvieron como base para este inicio. El equipo del DT Iván Delfino  no arriesgó en las salidas y frente a la presión del rival, prefirió jugar largo en búsqueda de uno de los delanteros. En tal sentido, Torres y Albertengo fueron los dos jugadores más activos. 
Villa Dalmine utilizó un sistema de 5-2-1-2 y se pudo observar un equipo que siempre intentó salir jugando desde su propia valla, aunque recurriendo a los pelotazos en caso de no poder avanzar con la pelota al piso.  En cambio, para defender, el posicionamiento defensivo de los de De la Riva fue de 5-3-2. 

Primer tiempo 
Sarmiento fue el protagonista del primer tiempo, teniendo mayor posesión del balón y generando mayores ocasiones de gol que su rival. De hecho, tuvo la primera situación clara en ataque a los cinco minutos.  Fue el centro delantero Albertengo quien tuvo dos oportunidades en una misma jugada para abrir el marcador: primero de cabeza tras un centro de Garnier y luego, tras el rebote del “1”, la segunda situación con su pie derecho rebotando en el pecho de Ojeda. 
Tras esa primera ocasión, el Verde volvió a generar por intermedio de un centro de Quiroga, que conectó Salvareschi con la cabeza y forzó una nueva reacción del arquero del Viola para impedir la caída de su valla. 
Por su parte, Dálmine intentó a través de remates de media distancia. Hubo que esperar hasta los treinta minutos para que la visita tuviera una clara chance en los pies de Garro y provocara una buena respuesta de Vicentini. 
En el primer tiempo, el número 10 del Verde, Quiroga, estuvo muy activo en la fase defensiva, ubicándose delante de Vismara y encabezando la presión. Debido a ello, era la primera opción de pase para atacar. 
También resultaron muy interesantes las asociaciones entre los volantes Graciani y Pombo, a través de cambios de frente o de pases cerca del área para concluir algunas jugadas. 
La tercera ocasión clara la tuvo Graciani, que arrancó desde detrás de mitad de cancha, jugó para Albertengo, quien recepcionó y aguardó por la subida del volante, para volvérsela a dar y que este se meta en el área: el “7” del Verde improvisó un remate que se fue por encima del travesaño. 

El complemento 
La segunda parte inició sin un claro dominador, en la que predominaron los reclamos y los pelotazos. En lo que respecta al sistema táctico, Dálmine mutó del 5-2-1-2 a un clásico 4-4-2, cambiando al mismo esquema que el Verde. 
Al igual que en el primer tiempo, Sarmiento tuvo una clara oportunidad nuevamente a través de Albertengo, de cabeza, con un remate que terminó estrellándose en el travesaño de la visita, luego de un centro de Salvareschi. 
Promediando el cuarto de hora, el partido se volvió más atrapante con idas y venidas, y a medida que pasaban los minutos, la visita comenzaba a crecer en el juego. Por ello, el DT Delfino comenzó con las variantes para reanimar la gestación de juego.
Dálmine tuvo la segunda situación concreta en ataque con un fuerte disparo de media distancia que alcanzó a desviar Vicentini y mandar al córner. 
El Verde, a través de Franzoni, tuvo una situación clara con un remate cruzado que se fue cerca del palo izquierdo de Ojeda. Luego, Pombo hizo una gran jugada personal para regatear a dos futbolistas en la puerta del área grande y definir por encima de Ojeda para que la pelota vuelva a estrellarse en el travesaño. 
A partir de ahí, Dálmine se hizo de la posesión y comenzó a generar varias ocasiones de peligro. Primero, fue el atancate Sosa quien definió dentro del área y provocó una gran tapada de Vicentini. Tras ese córner, un cabezazo de Pollacchi casi termina en la apertura del marcador, aunque la pelota fue despejada desde la línea del arco por Quiroga, quien se encontraba sobre el poste izquierdo del arco “verdolaga”. 
En los últimos minutos el Verde perdió el orden y Dálmine fue a buscar la victoria. Sosa tuvo nuevamente una situación clara que se desvió en Oliver en lo que hubiese sido la caída de la valla de Vicentini. Además, Sarmiento careció de juego asociado, lo que volvió más complejo el ataque y depositó las iniciativas en jugadas aisladas de Graciani o Franzoni. 
En definitiva, el empate fue un resultado justo, ya que ninguno de los dos equipos se hizo del dominio del balón y ambos, pese a tener situaciones claras, carecieron de efectividad en el ataque.
Sarmiento retomará los entrenamientos el lunes en el Complejo de la Ciudad Deportiva e iniciará la semana con la mente en el partido ante Gimnasia en Mendoza, el próximo sábado.

--

--> Iván Delfino señaló: "Hicimos todo el esfuerzo, pero no se nos dio el triunfo"

COMENTARIOS