Jorge Raúl Moreno: "Hay que practicar deportes, es lo más lindo que hay"
EXJUGADOR Y ACTUAL ÁRBITRO DE FÚTBOL

Jorge Raúl Moreno: "Hay que practicar deportes, es lo más lindo que hay"

El "Mariachi" juninense también practicó boxeo y ciclismo y, en otra faceta, se desempeña como recitador criollo, otra de sus pasiones.

Con larga trayectoria ligada al fútbol, como jugador y especialmente como árbitro, el "Mariachi" Jorge Raúl Moreno tiene 52 años, nueve hijos y es hijo de Carlos Raúl Moreno y de Marta Faustino, quienes tienen otros cinco descendientes. Además, Moreno -quien está en pareja con María Natalia Taghón - incursionó en boxeo y también en ciclismo y -en otro ámbito- se desempeña como recitador, habiendo participado en numerosos festivales locales, zonales y nacionales.
Entrevistado por Democracia, Jorge comenzó manifestando: "Me crie en el Campo La Cruz, a unos cuatro kilómetros de Junín y cuando tenía 6 años nos vinimos a la ciudad, al barrio `Soberanía Nacional´. Fue una etapa muy dura en lo económico, como le ocurrió a muchos, así que salí a trabajar cuando tenía 12 años. El fútbol fue siempre mi pasión, la pelota era el mejor regalo para un chico de nuestra generación. Para el barrio contra barrio, jugábamos contra equipos del Uocra, Ferroviario, San Cayetano, etc. Mi primera casaca fue la de Rivadavia de Junín y lo que más recuerdo fuera de la cancha es el mate cocido preparado por Nelson Giampagna, a Belosso y su esposa, a Lucio Moyano, nuestro héroe de la infancia, y a un maestro, Edgar Aramburu. Integré el equipo campeón de Sexta división de Rivadavia de Junín, con tremendos jugadores como el `Bomba´ Oscar Suárez, Miguel Durañy, Adrián, `El pelado´, Ariel Tejedor, `El Chiva´ (ya fallecido) y muchos más, con Bono como técnico. También jugué en Fortín Tiburcio, con el equipo que armaba Basilio Elisei, junto a `Tatín´ Zapata, Luis Miqueles, el `Gringo´ Constantino, Lisazio, Fabián Durán y Jorge Olguín, entre otros. Dejé el fútbol muy joven, por rotura de meniscos y ligamentos de la rodilla derecha".

Boxeo, ciclismo y árbitro de fútbol
Seguidamente, Moreno recordó: "Me dediqué al boxeo un tiempo, también hice algo de ciclismo y un día, siendo muy joven, hice el curso de árbitro y me enamoré del arbitraje. Comencé en 1992 en la Liga Ameghinense de Fútbol, en 1993 pasé a la Liga de General Arenales y luego llegué a la Liga Toldense de Fútbol, mi segunda casa, con muchas anécdotas lindas y de las otras. Lo mejor, sin dudas, la gran cantidad de amigos que me dio esta vocación. Donde voy, en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe encuentro amigos del fútbol, me emociona escuchar cuando me dicen `Mariachi querido´ y me quiebro, me puede emocionalmente. Quiero jugar la final 60ª de mi carrera, que está pendiente en Los Toldos (ojalá se juegue), me estoy preparando para eso. Y después irme a seguir aportando para los más jóvenes y los futuros árbitros. En lo personal, seguro que va a haber un antes y un después. Muchos extrañaremos lo que aprendimos en este bello deporte y otros no. Ojalá que sirva para el bien del deporte, porque nos beneficiaríamos todos. La sociedad toda debe aprender de esto, si no fue tiempo perdido".
El "Mariachi" se refirió a qué le diría a un chico que quiere comenzar a practicar deportes. Dijo al respecto:
"No importa qué deporte sea, pero lo importante es que practique uno, el que más le guste, porque le va a servir para la vida misma. Y en cuanto a que quiera ser árbitro, le va a dar mucho equilibrio personal. Hay que practicar deportes, es lo más lindo que hay".
En relación a si seguiría en el arbitraje como instructor, Moreno reconoció: "No estoy preparado para ser instructor, soy muy malo en teoría. Si digo que en la cancha se ven los pingos, se debe ser responsable y saber hasta dónde puede uno, por respeto al prójimo. Yo siempre agradezco al arbitraje y al deporte por los amigos que coseché, a mis viejos y mis padrinos, quienes me enseñaron respeto y educación y a mi abuelita `Petisa´, que me hizo ser lo que soy. También a mis hijos, por el aguante en tantos cumpleaños no asistidos, por los partidos que debía arbitrar. También agradezco al mundo deportivo por el cariño y el respeto, ya que siendo árbitro siempre me trataron con mucha cordialidad. También a los periodistas deportivos, que me hicieron crecer como árbitro y como persona".

Moreno como recitador
Otra faceta personal que mucho le gusta al entrevistado es la de ser recitador criollo, quien sobre esta otra pasión comentó:
"Pude ir cuatro veces al festival mayor del folklore, en Cosquín (Córdoba), en los años 2011, 2013, 2015 y 2016, algo hermoso. Pero se terminó el rubro de recitador criollo y narrador costumbrista allá, sacaron todo lo surero y, con ello, sacaron la verdadera raíz del folklore.
Otra gran alegría fue terminar tercero en el Nacional de Baradero, detrás de los recitadores de Usuahia y Tierra del Fuego, y luego se ubicaron los representantes del Chaco (cuarto) y Tucumán (quinto), Llegué luego de haber ganado en las sedes zonal, en Alberti, y provincial, en Chivilcoy, en un festival al que fueron todos los ganadores de las diferentes zonas", completó la entrevista con Democracia el juninense Jorge Raúl Moreno, el popular "Mariachi". 

COMENTARIOS