tomas fernandez uruguay
Fernández convirtió un gol en la victoria del domingo.
HABLÓ CON DEMOCRACIA

El buen momento de Tomás Fernández en el fútbol uruguayo

El jugador oriundo de nuestra ciudad, con paso por Boca y Agropecuario de Carlos Casares, hoy brilla en Cerro Largo.

Tomás Fernández es uno de esos jugadores jóvenes surgidos de las canteras de nuestra ciudad y que, debido a su destello futbolístico, duró poco jugando para la Liga Deportiva del Oeste. De hecho, en la actualidad juega para Cerro Lago, en la Primera división de Uruguay.
Sin embargo, no se olvida de sus raíces y en diálogo exclusivo con Democracia analizó su presente y brindó detalles de su relación con el Verde.
Al respecto, expresó: “Nunca me llamaron de Sarmiento. Siempre jodía a mi representante que si iba a jugar en un equipo de la B tenía que ser en Sarmiento, porque tengo mi familia y amigos en Junín”.
Pese a no recibir llamados por parte del club de nuestra ciudad, Tomás lo seguía por la televisión. “Lo veía cuando jugaba en Agropecuario. Sarmiento siempre está peleando los puestos de arriba con intenciones de ascender. Lo veo muy bien”, analizó.
Sin dudas que si le llegara una propuesta del Verde la analizaría de cara a su futuro deportivo. Aunque, no es ajeno a la realidad de un deportista de 21 años y reflexionó: “Hoy tengo otras aspiraciones por la edad que tengo. Tenía ofertas de otros clubes de la B y también de la Superliga, pero hoy me interesaría jugar en el extranjero quizás”.

Cerro Largo
Cuando tenía 11 años fue advertido por un cazador de talentos de Boca. Ese día Tomás jugó de "5" para Ambos Mundos, club que finalmente recibió 10 mil pesos y el 6% de una futura venta.
En la actualidad, su pase pertenece a Boca Juniors, club que lo forjó en sus divisiones juveniles de AFA desde 2012 y con el que renovó su vínculo contractual hasta 2022. En la actualidad, se alista en el plantel de Cerro Lago, un tímido equipo de la Primera división de Uruguay que le da pelea a los “grandes” y que pudo participar por primera vez en la Copa Libertadores este año, con el juninense en el equipo.
Sobre la decisión de emigrar de nuestro país, contó: “Al estar parado el fútbol en Argentina, decidimos junto con mi familia y representante seguir hasta fin de año en Uruguay, con el objetivo de seguir sumando partidos en Primera y terminar de la mejor manera.  Por eso renové hasta fin de año, llegado su momento evaluaré otras posibilidades”. 
En ese sentido, compartió: “Cuando Boca me ofreció venir, ya había dos compañeros míos. Vine con Agustín Heredia y nos pusimos en contacto con Mauro Luna y Lucas Assamendia. Teníamos muy buenas referencias del club y del pueblo donde estamos”, y contextualizó: “Era un cambio fuerte porque veníamos de Boca, pero nos sirvió mucho dar ese paso”.
Para poder situar al futbolero acerca de cómo es el nivel del torneo uruguayo, explicó: “Es un nivel parecido al de la B Nacional, más de fuerza, de meter. Me recuerda a mi paso por Agropecuario”.
Otra de las similitudes al equipo de Carlos Casares es la ubicación del club. Cerro Largo se encuentra en un pueblo de 15 mil habitantes, ubicado a 500 kilómetros de Montevideo. Por ello, aclaró: “Somos el único equipo del interior que juega en la Primera. Entonces jugamos un partido de local y fin de semana por medio tenemos que hacer un viaje para jugar y eso juega mucho en contra”.

El torneo
“Jugamos dos o tres fechas y había podido hacerle un gol a Nacional, y eso es muy importante, el hecho de hacerle un gol a uno de los grandes. Después se paró todo por la pandemia y ahora me estaba costando agarrar ritmo. Ya agarré continuidad de vuelta y me estoy sintiendo mejor. Quedan tres fechas de campeonato y estamos peleando, así que con confianza”, expuso el  juninense  desde Uruguay.
Acerca del uso de protocolos sanitarios, señaló: “Los entrenamientos fueron individuales. Al ser el único equipo del interior, tenemos vida normal en el pueblo, sin casos. Respetan mucho el protocolo y el cuidado social". 
Añadió: "Quizás Montevideo está más comprometido en ese sentido. Ya es una normalidad el usar barbijo, aunque es extraño jugar sin público porque hasta en inferiores jugábamos  con gente, ya que  estaban nuestras familias en la tribuna”. 
Por último, abordó el escenario social y sanitario del país vecino: “Uruguay es un buen ejemplo en eso. Acá los clubes no tuvieron casos de Covid-19 prácticamente”.

--

--> Primeros trabajos con pelota en el plantel de Sarmiento

COMENTARIOS