boca juniors entrenamientos
TIENEN ALTA MÉDICA

En Boca volvieron a entrenarse varios infectados de Covid

Doce jugadores de Boca que estuvieron afectados por coronavirus recibieron ayer el alta médica tras realizarse los estudios cardiológicos y se sumaron al trabajo que otro grupo realizaba en el predio que el club tiene en Ezeiza.
Así, el plantel "xeneize" se prepara de cara al partido que el equipo deberá jugar ante Libertad en Paraguay la semana próxima por la Copa Libertadores.
Un comunicado oficial de Boca Juniors señala que los estudios realizados a los jugadores con Covid 19 "arrojaron resultados normales en todos los casos" y que "en consecuencia, tras haber cumplido el período de convalecencia, se sumaron a las prácticas".
El comunicado del club señala que de la práctica participaron los siguientes jugadores: Esteban Andrada, Agustín Rossi, Javier García, Manuel Roffo, Leo Jara, Carlos Izquierdoz, Lisandro López, Guillermo Fernández, Iván Marcone, Aaron Molina, Gonzalo Maroni, Edwin Cardona, Sebastián Villa, Franco Soldano, Ramón Ábila, Walter Bou, Eduardo Salvio y Carlos Tevez.
En el grupo también están los futbolistas que se venían entrenando sin problemas, ya que no estaban afectados por el nuevo coronavirus.
Tras terminar el trabajo y con el permiso médico correspondiente, los futbolistas pudieron volver a sus casas y dejar la concentración del hotel de la zona de Tristán Suárez, donde estaban alojados desde el 24/8.
Los jugadores, la mayoría de la base titular del entrenador Miguel Russo, se sumaron a Carlos Tevez, Sebastián Villa y Aaron Molina, quienes tuvieron la enfermedad antes de la vuelta a las prácticas a principios de agosto.
En ese grupo ya estaba Iván Marcone, quien tuvo Covid-19 durante el período de entrenamiento presencial. Y también lo hicieron Gonzalo Maroni y Edwin Cardona, quienes tras arribar del exterior hicieron el aislamiento preventivo en sus hogares.
El entrenamiento fue dirigido por el ayudante de campo Mariano Herrón y el preparador físico Alejandro Blasco, ya que el DT Miguel Russo sigue en su casa por Zoom todas las prácticas, al ser paciente de riesgo, ya que tiene 64 años y sufrió hace dos años una enfermedad oncológica.
El resto del plantel se quedó en el hotel, los siete que dieron negativo, más los ocho que dieron positivo.
Se esperan ahora los resultados de los hisopados PCR que se hicieron ayer, para ver la evolución de ellos y con la esperanza de que quienes dieron negativo hasta ahora no estén infectados.
Entre ellos hay dos jugadores importantes para la estructura que piensa el técnico Russo, que son Carlos Zambrano y Jorman Campuzano. 
De esta manera se abre el panorama para el técnico de poder poner el jueves 17 ante Libertad a varios de los habituales titulares, pero con casi ninguna práctica de fútbol.
En próximas horas, Boca debe entregar la lista de 40 jugadores para la Conmebol, ya sin Marcos Díaz, Junior Alonso, Jan Hurtado y Emanuel Reynoso.
Algunos de esos puestos estarán cubiertos por las dos nuevas incorporaciones, Javier García y Edwin Cardona, y el resto por algunos de los que volvieron de préstamos, como Mateo Retegui, Walter Bou y Gonzalo Maroni, además de varios juveniles que se sumaron al plantel.

COMENTARIOS