hermanos romero san lorenzo
SI NO TIENEN COVID, HOY ENTRENARÁN

Los hermanos Romero se hicieron el test para sumarse a San Lorenzo

Los hermanos paraguayos Óscar y Ángel Romero se hicieron ayer el test de detección de coronavirus y aguardarán los resultados en una quinta de la ciudad bonaerense de Cañuelas, para sumarse esta semana a los entrenamientos de San Lorenzo tras quince días de aislamiento.
El volante y el delantero practicaron con las rutinas enviadas por el cuerpo técnico de Mariano Soso, actualmente afectado por el coronavirus, y con un preparador físico personal, Willhelm Guimaraes.
Tanto Óscar como Ángel se negaron a regresar en un principio porque rechazaron la obligación de cumplir con dos semanas de cuarentena, como establece el decreto del Gobierno nacional para cualquier persona que ingrese desde el extranjero, luego de siete semanas de entrenamiento con el Seleccionado paraguayo.
A eso se les agregaron diferentes complicaciones administrativas, porque los Romero quisieron que el retorno sea con toda la familia y con su preparador Guimaraes, lo que complicó más el retorno.
Así, ambos futbolistas se sumarán hoy en la Ciudad Deportiva del Bajo Flores al resto de la delegación, que transita horas complicadas por diversos casos positivos de Covid-19, y ya dejó el predio de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), donde practicó en estas cinco semanas.
Por otro lado, la dirigencia informó que el delantero Alexander Díaz permanecerá aislado y bajo control médico ya que es considerado contacto estrecho de Nicolás "Uvita" Fernández, uno de los casos positivos en coronavirus del plantel.

COMENTARIOS