Jorge Garber.
Jorge Garber.
EN TUCUMÁN

San Martín busca juntar 200 mil firmas para reclamar ante la AFA

Un grupo de socios y exdirigentes de San Martín de Tucumán, de la Primera Nacional, puso en marcha una campaña que busca juntar 200.000 firmas para elevar ante la AFA un reclamo formal por lo que consideran "un trato discriminatorio" hacia el club.
El reclamo se relaciona con la decisión de la AFA de dar por finalizada la temporada futbolística -en el marco de la pandemia de coronavirus- sin oficializar el ascenso a Primera División del equipo tucumano, que a raíz de esta medida, según sus dirigentes, se expone a sufrir una fuerte crisis económica.
Bajo el lema "Todos somos San Martín", el grupo liderado por el expresidente Jorge Garber y el exvicepresidente Daniel Galina decidió tomar las riendas del reclamo de los hinchas tucumanos para evitar la exposición mediática que tuvo el presidente Roberto Sagra en las últimas semanas, y las posibles sanciones al club por parte de la AFA.
"Nosotros tomaremos la posta e intentaremos juntar 200.000 firmas para llevar nuestro reclamo al Gobierno nacional, y si podemos llegar al presidente Alberto Fernández lo vamos a hacer", indicó el exdirigente Rubén Moisello.
El grupo tomó la decisión de hacerse cargo del problema y realizar el reclamo por fuera de la posición institucional "para salvaguardar la imagen de San Martín y llegar hasta las últimas consecuencias" en esta pulseada que hasta ahora tuvo como cara visible al presidente Sagra.
Sin embargo, el fin de semana pasado se produjo una charla entre Sagra y el tesorero de la AFA, Pablo Toviggino, en la que acordaron una especie de tregua, aunque muchos siguen desconfiando de las intenciones de la entidad que conduce el fútbol argentino y por eso decidieron actuar al margen de la postura institucional del club.
"Los intereses son muy grandes y lo demuestra la movida que está haciendo la AFA contra San Martín", sostuvo Garber, quien destacó que "el daño económico que sufrirá el club es inmenso porque estamos hablando de 200 millones de pesos anuales que deberían ingresar a sus arcas y que se pretende desviarlos para beneficiar a otros clubes".

COMENTARIOS