FÚTBOL

Daniel Horacio “El Cachorro” Digilio

Jugó en Sarmiento, Mariano Moreno, Rivadavia de Lincoln, entre otros clubes.

Nací en Pergamino. La vida allá, como toda ciudad chica en ese entonces –que creció como Junín hoy- era la de jugar al futbol todos los días, ir a la escuela y a la vuelta antes de llegar a casa sacarse el guardapolvo y seguir jugando a la pelota hasta que oscurecía y un poco más.

Hice las inferiores en Douglas Haig. El 90% de mi familia simpatiza con el club.

Hice también inferiores en Racing Club de Avellaneda, un año, luego en Independiente y finalmente en Gimnasia y Esgrima La Plata.

Luego llegué a Sarmiento de Junín, que fue donde hice mi primer contrato. Me recomendó un dirigente de Gimnasia, que tenía trato con Nelson Benito. Acá estaban Luciano Polo, el Negro Lamolla, éramos los tres de Pergamino.

Sarmiento había ascendido y éramos 35 profesionales. Yo estaba en la tercera, no me fue bien porque había muy buenos jugadores y no había lugar. Siempre jugaban los de mayor experiencia.

De ahí cinco jugadores nos fuimos a Mariano Moreno, que fue el año del famoso Regional. El técnico era Raúl Azconzábal que nos conocía de Sarmiento. Había tenido un paso por la tercera y se llevó a Cacho López, Bravi, Romero, Córdoba -que era un chico de Chacabuco- y yo.

Me fue bien. Ascendimos al Nacional. Teníamos un equipazo: Cacho López, Bravi, Córdoba, Romero y Pondal; Susceret, yo y Castro. Adelante Valdivia, Cabrera y Pinino Más.

Pinino venía de jugar en Defensores de Belgrano. Acá cumplió 35 años. Pero antes había jugado en el Real Madrid. Adentro del vestuario era una cosa de locos. Le gustaba la joda como al 90% de los jugadores y fue muy lindo. Pero después llego Cacho Heredia, que venía del Atlético Madrid. Ya lesionado con un problema en la rodilla y jugó muy poco.

Lo que paso fue que ascendimos y el club no pudo bancar un montón de jugadores que se tuvieron que ir. Y en el Nacional tuvimos menos equipos que en el Regional, menos experiencia. En realidad ni el club ni la dirigencia estaban preparados para jugar un campeonato de la “A” y no nos fue bien. Jugamos contra Rosario Central, Talleres de Córdoba, Boca Juniors, una zona muy dura. Y perdimos el clásico con Sarmiento, los dos partidos interzonales.

Luego me fui a Rivadavia de Lincoln, cinco años. Antes los jugadores debutaban con edades más avanzadas en primera. Ahora las edades se fueron acortando y se debuta antes.

Fue una linda época. Muy buenas campañas. Teníamos un equipazo. El primer año jugaban: Pérez, Bonetti, Casado, Ferraro y Alonso que después fue Mario Domench. Juan Sillo, yo y Diozquez. Arriba el Chaqueño Ferreyra, Naites y Luppino.

Le hacían goles hasta al arco iris. Era muy fácil jugar en ese equipo porque hacían muchos goles por partido (mínimo 3) y era difícil perder. Cacho Naites vino acá y metió 28 goles en el campeonato. Ahora los goleadores salen con ocho o nueve goles.

Salimos campeones en 1983, jugamos el regional y quedamos afuera con Olimpo de Bahía Blanca. En esa época se puntuaba con dos puntos. Jugábamos en Tandil (con Racing de Gardey) y Olimpo en Zárate. Eran distintos horarios. Ganábamos uno a cero y nos igualaron sobre la hora. Con un poco más de experiencia, se hubiese metido la gente en la cancha y terminado el partido 1-0.

Se juntaron un montón de cosas. El club creció de una manera estrepitosa y no podía ver las cosas. De jugar el torneo local a estar a dos minutos del Nacional “B”, la gente se mete adentro de la cancha y no lo jugas nunca más. Ahí puntuamos una sola unidad y Olimpo a Zárate le metió 8.

En el primer Nacional B del ´83 Casado y yo fuimos de refuerzo a Olimpo. A mí me conocían de cuando le ganamos la final con Mariano Moreno. Jugué 4 meses y contraje hepatitis. Jugué dos amistosos contra San Lorenzo y estuve parado como 40 días.

Como estaba a préstamo, volví a Rivadavia de Lincoln. En total con Rivadavia salí tres años campeón y dos sub campeón. Se entrenaba profesionalmente y mucho. La dirigencia tenía otra experiencia, trabajaba en conjunto con el cuerpo técnico, traían jugadores de afuera, tenían materiales de entrenamiento que en otros clubes no existían.

En 1986 y 1987 volví a Douglas y ascendimos. Había jugadores con mucha experiencia que se quedaron para el Nacional “B”.

Ya mi carrera profesional fue quedando de lado. En realidad los números de antes eran distintos a los de hoy. Empezábamos a dudar si convenía el profesionalismo o el futbol local y ganar un mango más ya pensando en formar una familia.

Me fui a Defensores de Salto. Muy buena gente con la que me relaciono hasta el día de hoy.

Hoy el futbol mejoró mucho. Tal vez no lo agradable a la vista de antes, pero tienen otro ritmo, otra velocidad, otra alimentación. Antes el jugador de futbol amaba el fútbol. Llegaba el día del partido y quería jugar a cualquier precio, aun con alguna molestia. Ahora se lo cuida mucho más, si tiene algún dolor el médico aconseja no ponerlo. Los planteles son mucho más numerosos, tienen entre quince y dieciocho valores donde cualquiera puede ingresar en lugar del otro.

Jugué hasta los 37 años que fue donde me descubrieron una artrosis de cadera. Inclusive me infiltraban porque pensaban que era el psoasilíaco, el flexor de la cadera, pero no era así.

Salí campeón en Villa Cañás, anduve por Banderaló en la Liga de Villegas con un montón de jugadores de Junín. Hasta entrenábamos acá. El futbol me abrió muchas puertas.

¿Maradona o Messi?. Si Maradona hubiese jugado en la era de Pelé en los ´60 con la potencia y habilidad que tenía. ¿Hubiese sido más que lo que fue en el ´80?. Si Messi con la velocidad, el ritmo y lo que hace ahora hubiese jugado en la época del ´80, creo que metía 100 goles.

Las comparaciones no son buenas. La gente dice que Maradona es más que Messi porque salió campeón del Mundo. A mi me parece que no es así. Desgraciadamente en la Argentina salir segundo y último es lo mismo. Y no es lo mismo.

Yo creo que son dos grandes que tenemos que disfrutar. A Maradona lo disfrutamos de otra manera, de la raya para afuera. Y a Messi lo tenemos que disfrutar porque se termina. ¿Quién sabe cuándo va a salir otro Messi?

COMENTARIOS