Carlos Tevez fue imparable en Santiago del Estero.
Carlos Tevez fue imparable en Santiago del Estero.
GOLEADA XENEIZE

Boca goleó en Santiago para no perderle pisada a River

Fue 4 a 0, con dos goles de Carlos Tevez, la figura de la cancha. También convirtieron Villa y Savio.

Boca Juniors vio facilitado el trabajo de seguir a tres puntos de River Plate después de conocer la victoria del líder de la Superliga sobre Banfield al golear por 4 a 0 en Santiago del Estero a un Central Córdoba que le dio todas las facilidades para hacerlo, inclusive a pesar de que el arquero local le contuvo dos tiros penales: a Carlos Tevez, la figura de la cancha, en el primer período, y a Franco Soldano en el segundo.
Tevez, autor de dos tantos y asistidor del cuarto, sentenciado por el colombiano Sebastián Villa, fue la figura de la cancha pese al penal que le contuvo el "Ruso" Rodríguez, "que demostró que es un buen atajador" de esas ejecuciones, según reconoció el "Apache" al término del encuentro.
El partido empezó a visualizarse apenas comenzado con el pase atrás de Marcelo Meli a su arquero sin advertir que Tevez picaba por atrás, lo que le permitió recortar hacia la izquierda con Rodríguez jugado en la salida, para definir suavemente de zurda.
Pareció que Meli todavía tenía en sus retinas la camiseta de Boca, porque de todas formas el pase que dio fue desde larga distancia, cuando la jugada indicaba que debía continuar la acción hacia delante y no hacia atrás.
A partir de allí los locales perdieron el orden con el que habían saltado a la cancha y Boca encontró, de contraataque, todas las vertientes posibles para aumentar la diferencia, algo que se le simplificó por la velocidad de sus atacantes, tal el caso de Eduardo Salvio, que con rapidez y habilidad concretó el segundo enganchando de derecha a izquierda.
Iban 26 minutos y 10 más tarde llegó un penal para los boquenses que hubiese anticipado la goleada, pero Tevez remató a la derecha de Rodríguez y el ex arquero de Independiente se lució en la contención.
Sin embargo ni esto sirvió como aliciente para el conjunto dirigido por Gustavo Coleoni, ya que los de Miguel Russo salieron con las mismas opciones que en el primer tiempo a liquidar el partido en el segundo.
Y nuevamente en el arranque, esta vez a los 8 minutos, fue Tevez el que enganchó por la medialuna, remató bajo y cruzado, sin mucha potencia, pero buena dirección, para poner un 3 a 0 por entonces lapidario.
Pero habría más, porque apenas cinco minutos después Villa arrancó otra contra por el medio, cedió a Tevez y este le devolvió la pelota para que el colombiano, bien que, en posición adelantada, definiera con el arco vacío.
Todo se había terminado hacía rato, la reaparición de Esteban Andrada en el arco boquense ni siquiera lo hizo transpirar pese al calor bochornoso (37 grados) de la capital santiagueña.
Y a ocho minutos del epílogo otro penal pareció ponerle el sello definitivo a la victoria con frutilla del postre para Tevez y todo, ya que de convertir desde los 12 pasos hubiese marcado el primer hat trick de su carrera, pero la ejecución se la pidió Soldano y él se la cedió.
Sin embargo el ex Unión pareció imitarlo, porque disparó, esta vez a la izquierda de Rodríguez, que volvió a contener, para darle un último y tibio consuelo a los santiagueños que vieron como su equipo, por el que colmaron el estadio Alfredo Terrera, era vapuleado por un Boca que quiere un mano a mano con River hasta el final. Le quedan tres capítulos, el próximo con Godoy Cruz en la Bombonera.

COMENTARIOS