Marcelo Gallardo y Matías Biscay
Marcelo Gallardo y Matías Biscay
RIVER PLATE

Marcelo Gallardo debe hacer 48 horas de reposo y en Santa Fe lo reemplazaría Biscay

El plantel millonario volverá hoy al trabajo en el predio de Ezeiza y el sábado quedará concentrado en el Monumental para viajar a Santa Fe el día del partido, que se jugará a las 21.45 del domingo. Frente a Unión, Javier Pinola regresaría a la titularidad.

El DT de River Plate, Marcelo Gallardo, debe hacer 48 horas de reposo luego de la operación a la que fue sometido ayer por cálculos renales. El domingo en Santa Fe, para el partido con Unión por la 19na fecha de la Superliga Argentina de Fútbol, el líder del torneo quedaría a cargo del ayudante de campo Matías Biscay.
Gallardo fue operado con éxito ayer en la Clínica Los Arcos, del barrio porteño de Palermo, luego del cuadro de cálculos renales que obligó a su internación urgente el martes por la noche, mientras conducía la práctica de River en Ezeiza.
Aunque resta esperar su evolución, los médicos le recomendaron al menos 48 horas de reposo y lo más probable es que el domingo, en el partido ante Unión en Santa Fe, en el banco de suplentes lo reemplace Biscay.
No sería la primera vez: por distintas razones, Biscay lo reemplazó en 10 partidos de distintas competencias, incluyendo la final de la Libertadores 2018 ante Boca en Madrid. Tampoco le fue mal: está invicto con cinco victorias y cinco empates.
Las primeras veces de Biscay en el banco fueron en el 1-1 ante Juan Aurich de Perú, en el Monumental, por la Libertadores 2015; luego en el 2-2 ante Tigres de México por la misma fase; y en la final de vuelta de aquella edición del certamen continental, en el Monumental, con un 3-0 ante Tigres.
En 2016, River con Biscay ganó 1-0 ante Rafaela en el campeonato local, y dos años después venció 3-0 a Racing en la Libertadores 2018, revancha de los octavos de final.
La racha del ayudante de campo siguió con un 2-1 ante Gremio de la semifinal de vuelta de la Copa 2018; y en el 2-2 con Boca en la Bombonera, ida de la final de la Libertadores de ese mismo año, cuando Gallardo, sancionado, debió ver el partido desde la concentración en el Monumental.
Los últimos tres juegos de Biscay como DT fueron el 3-1 a Boca en la final de vuelta de la Libertadores 2018 (en Madrid), el 1-1 con Alianza Lima por la fecha 1 del grupo A de la Libertadores 2019 en Perú y el 0-0 Palestino por la fecha 2 del grupo A de la Libertadores 2019 en el Monumental.

La actualidad del plantel
Mientras tanto, en lo estrictamente futbolístico y de cara al choque con Unión, el defensor Javier Pinola fue parte de los trabajos que llevó a cabo Biscay ayer a la mañana en Ezeiza y se perfila como el reemplazante del expulsado Paulo Díaz.
En el entrenamiento a puertas cerradas en River Camp se realizaron trabajos con pelota con una defensa que conformaron Lucas Martínez Quarta, Robert Rojas y el propio Pinola, quien podría volver a la titularidad.
Si bien restan algunos días más de trabajo y la delegación recién viajará a Santa Fe el domingo mismo por la mañana, el equipo podría sostener el sistema táctico y sufrir solamente ese cambio en relación al que viene de ganarle a Central Córdoba de Santiago del Estero: Pinola por Díaz.
Así, la posible formación titular para jugar ante Unión será: Franco Armani; Martínez Quarta, Rojas y Pinola; Gonzalo Montiel, Enzo Pérez, Ignacio Fernández, Nicolás De La Cruz y Milton Casco; Rafael Borré y Matías Suárez.
Hoy el plantel millonario volverá al trabajo en el predio de Ezeiza y el sábado quedará concentrado en el Monumental para viajar a Santa Fe el día del partido, que se jugará a las 21.45 del domingo.
River, con 36 puntos, jugará sabiendo los resultados de sus principales escoltas: Boca, que tiene 33 y que recibe a Atlético Tucumán el sábado, y Lanús, que tiene 32 y visita a Argentinos, con 31 unidades.
Por su parte Unión, de irregular campaña en el torneo local, se ubica en el puesto 17, y seguramente presentará un equipo con muchos cambios pues esta noche recibe a Atlético Mineiro de Brasil en la primera fase de la Copa Sudamericana.

COMENTARIOS