Vista áerea del predio donde se pondrá en marcha la Academia
Vista áerea del predio donde se pondrá en marcha la Academia "Javier Mascherano".
EN LINCOLN

Cuenta regresiva para la apertura de la Academia de Fútbol "Javier Mascherano"

El predio de doce hectáreas está ubicado en el kilómetro 222 de la Ruta Nacional 188. En diálogo con Democracia, Walter Tamer, representante del futbolista, contó los principales detalles de un proyecto que comenzará en febrero y que tiene el objetivo de formar jugadores.

La Academia de Fútbol "Javier Mascherano" ya es un hecho. El predio de doce hectáreas está ubicado en el kilometro 222 de la Ruta Nacional 188, en el Partido de Lincoln. Allí, a partir de febrero comenzarán las pruebas de jugadores que se quieran sumar al proyecto. La iniciativa tiene el objetivo de formar futbolistas y al mismo tiempo busca instalar un espacio único en la Región.
En diálogo exclusivo con Democracia, Walter Tamer, representante de Mascherano y uno de los fundadores de la academia, contó los principales detalles del proyecto deportivo que en febrero dará su puntapié inicial.

- ¿Cómo surgió la academia?
- Tuvimos un período trabajando en el Club El Linqueño (Lincoln) y en base al trabajo que realizamos armamos un grupo que después seguimos en contacto. Con ese grupo dijimos que un día podríamos hacer algo desde lo privado; básicamente porque considerábamos que desde lo privado se toman decisiones que son de más fácil ejecución. En un club son otras las formalidades y los procedimientos, en cambio, en lo privado se pueden tomar resoluciones más rápidas. Y a partir de ahí nos entusiasmamos con la idea, hasta que pudimos conseguir un lugar acorde a lo que veníamos planificando.

- ¿Dónde está ubicado el predio?
- Ruta Nacional 188, kilómetro 222. Una vez que compramos el lugar ya empezamos a trabajar en los pasos a seguir. Teniendo en cuenta que detrás de todo esto está el nombre de Javier (Mascherano), la responsabilidad es muy grande. Así que cada paso que damos tratamos de hacerlo firme. Yo digo que vamos lento pero a paso firme y sin pausa. En el último tiempo la situación económica del país no fue la mejor, pero a pesar de eso hemos podido avanzar bastante.

- ¿Cuáles son las características del lugar?
- Ya tenemos casi terminada la cancha principal, le estamos dando los toques finales de emparejamiento. Ya hemos instalado los riegos y en los próximos días pondremos los arcos. Vamos a tener cuatro canchas y hay un espacio para una quinta. Esta quinta cancha sería con césped artificial. También hay espacio para hacer algunas canchas más, pero no en las dimensiones oficiales, serían un poquito más chicas. La parte estructural de la sede y la zona de baños para el público está casi terminada; y estamos avanzando en la construcción de la pensión y de los vestuarios.

- ¿Cuándo se pondría en marcha el proyecto?
- Las primeras pruebas serían en febrero. Si el tiempo nos acompaña y podemos terminar con las obras, la idea es arrancar con las primeras pruebas en febrero. Y a partir de ahí veremos los pasos a seguir. En principio la idea es competir con algunos amistosos, no de manera oficial, porque primero tenemos que contar con los avales correspondientes del Consejo Federal.

- En algún momento se habló de la construcción de un hotel también.
- Sí, eso es cierto. En eso estuvo trabajando la gente de la cadena de hoteles Melía, incluso estuvo en el lugar, le pareció muy buena la ubicación, pero después se demoraron los avances y hoy prácticamente eso está parado. Esto es una idea posible. En el predio de Colón de Santa Fe hay algo similar y un poco la idea era esa. Pero bueno, ahora veremos cómo seguimos.

- ¿A qué jugadores apuntan?
- Nosotros queremos probar a chicos que vayan desde los 14 a los 18 años. Estos chicos serían los que van a vivir en la pensión. Y nuestros equipos van a estar conformamos en un 90 por ciento por jugadores reclutados, es decir, por chicos de otras localidades o provincias. Por chicos que no son de Lincoln. Nosotros sabemos bien que en Lincoln los clubes tienen su historia, sus jugadores y su tradición. Nuestra propuesta apunta a otro lado. Quizás en la escuelita sí vamos a tratar de sumar a chicos de Lincoln porque lógicamente no vamos a traer a vivir a la pensión a chicos que tengan menos de 13 años. Eso está claro.

"Javier no tiene ninguna participación económica en todo esto. Solamente, cuando lo necesitemos, él va a estar".

- Se vienen las pruebas entonces.
- Sí, hasta el momento tenemos pensado arrancar con las pruebas en febrero. La idea es convocar a chicos de la provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. Vamos a tener a dos seleccionadores que verán a los chicos y tomarán las decisiones. Sabemos que hay jugadores jóvenes que pueden jugar muy bien pero que les falta uno, dos o tres puntitos para quedar en Boca, en River, en Independiente o en Racing; y nuestra idea es trabajar en esa diferencia para poder lograrlo. Trabajar en base a una buena alimentación y un buen entrenamiento. Nuestra idea es esa, formar jugadores para lograr que lleguen a los clubes grandes en mejores condiciones.

- ¿Ya está conformado el equipo de entrenadores?
- Sí, tenemos armados los grupos de trabajo y un poco la base es de aquellos grupos con los que trabajamos en El Linqueño. Después la idea es sumar a jugadores libres, de la zona, para que jueguen y también para que colaboren con la formación de los chicos y al mismo tiempo les sirva a ellos en su futura carrera de entrenadores. En líneas generales apuntamos a la formación. Después estamos trabajando en la conformación del grupo de profesionales, como kinesiólogos, nutricionistas, asistentes sociales y psicólogos. La intención es colaborar con el desarrollo de los chicos, que avances en sus estudios y que estén preparados para las oportunidades que se les pueda presentar. No todos logran ser jugadores profesionales, hay que ser consciente de eso, entonces tienen que estudiar y tener un desarrollo como cualquier chico.

- ¿Cuáles son sus expectativas?
- Seguir aprendiendo. El fútbol me ha dado muchísimas satisfacciones. He sido jugador, entrenador, manager y desde hace varios años estoy en la presentación de futbolistas. Esto es algo que me apasiona. Seguramente iremos a cometer algunos errores de los que aprenderemos. No vamos a cometer errores groseros por nuestra experiencia, pero los errores seguramente van a permitirnos corregir y mejorar.

- ¿Cómo cayó el proyecto en Lincoln?
- Nosotros vamos a intervenir en los torneos de la Liga Amateur de Deportes, porque los clubes tuvieron la deferencia de aceptarnos. En la votación que se hizo se aprobó nuestra inclusión por unanimidad. Eso para nosotros ha sido importantísimo. Nosotros queremos colaborar con el crecimiento de los clubes y por supuesto con el de la liga. No buscamos ser rivales de los clubes que compitan en la liga porque nuestros objetivo es otro. A nosotros no nos interesa contratar un jugador para salir campeón. Apuntamos a la formación.

- ¿Qué lugar ocupa en el proyecto Javier Mascherano?
- Es muy importante, con Javier empezamos a trabajar juntos cuando él tenía 16 años. Hemos hablado muchísimo, principalmente en la forma de preparar a los futbolistas. Mi opinión es que hace quince años que en Argentina no surgen jugadores de calidad y en cantidad. En los últimos años la historia pasa por los resultados, por el lugar que se ocupa en la tabla de posiciones. Pero siempre en el fútbol argentino hay esperanzas.

- ¿Dónde distinguís hoy esas esperanzas?
- Hoy hay entrenadores como Aimar y Placente que han podido revertir esta historia, que realmente trabajan en la formación de jugadores y que a eso le suman buenos resultados. Ahora pregunto: ¿Les interesa al resto de los entrenadores del fútbol argentino conocer la forma de trabajo de Aimar y Placente? Yo creo que no mucho. Entonces nosotros buscamos eso, trabajar desde otro lado, apuntamos a que los chicos estén en un lugar donde se les brinde formación las 24 horas del día.

- ¿Se puede dar la presencia de Javier Mascherano en Lincoln?
- Lo tenemos pensado, seguramente sí. Lo que me gustaría aclarar es que Javier no tiene ninguna participación económica en todo esto. Solamente, cuando lo necesitemos, él va a estar. Él tiene en las redes 18 millones de seguidores, entonces cuando él publique algo referido a la academia vamos a tener que estar preparados para ese aluvión. La verdad es que todavía no le hemos pedido nada. Sabemos que es un referente del fútbol mundial y todo lo que él pueda aportar va a ir siempre a favor de este proyecto.

COMENTARIOS