Boca y Argentinos son los líderes de la Superliga.
Boca y Argentinos son los líderes de la Superliga.
ENFOQUE

Puertas abiertas de par en par

En quince fechas, apenas tres competidores han conseguido ganar ocho veces y otros seis han ganado en siete ocasiones, en la Superliga Argentina de Fútbol.

El empate que Boca y Argentinos Juniors habían consumado en la Bombonera facilitó la posibilidad de que unos cuantos equipos se acercaran a la punta y en la jornada del domingo Vélez aprovechó la oferta al vencer a Colón, pero en cambio Independiente no pasó de un mustio cero a cero en Mar del Plata.
Es que la Superliga del fútbol argentino marcha sin cucos en el horizonte y destaca por su impronta “igualada”, según dirían en España.
De hecho, en quince fechas apenas tres competidores han conseguido ganar ocho veces y otros seis han ganado en siete ocasiones.
El reparto de puntos de Boca y Argentinos en la efervescente noche de sábado en la Bombonera había allanado el camino a una inmediata señal de River y su valiosa remontada en Rosario, con lo cual ya nada cambiaría el orden de los tres primeros ubicados.
Boca y Argentinos con 29 puntos, River con 27, más Racing con 26 tras su empate con sabor a poco la noche de la despedida de Eduardo Coudet como local ante la afición "académica" que pobló El Cilindro.
En el programa del domingo, entonces, quedaba por ver cómo les iría a Vélez e Independiente.
Lo de Vélez fue una fiesta completa: celebró un cuarto de siglo de la conquista de la Copa Intercontinental a expensas de Inter de Milan y un rato más tarde expresó un buen nivel en su pulseada con Colón, al cabo ganó por 3-1 y quedó quinto con 25 puntos, los mismos que Lanús, que hoy a las 19 se medirá con Arsenal en el estadio José Humberto Grondona.
En el José Amalfitani fue asimismo relevante que el entrenador Gabriel Heinze incluyera un puñado de minutos a Fabián Cubero en lo que representó la despedida del fútbol profesional del defensor marplatense, cuya marca de 634 partidos lo coloca en el primer lugar en el ranking de presencias de la historia de Vélez.
Independiente, por su parte, dispuso de una muy favorable chance de sumar una victoria en Mar del Plata y alcanzar los 23 puntos con dos partidos pendientes, uno con Newell's en Rosario y el otro con River en Avellaneda.
Sin embargo, en su tarea más floja desde que comenzó a rodar el interinato de Fernando Berón, Independiente fue impotente para dar cuenta de un Aldosivi que lució mejorado y que en más de un tramo incluso lo dominó.
La pobreza de recursos evidenciada por el "Rojo" en Mar del Plata la expresa el solo hecho de que se notó poco o nada que Aldosivi se desempeñó media hora con diez jugadores, por la expulsión del medio centro Gastón Gil Romero.
También el domingo, en Mendoza, el local Godoy Antonio Toma sufrió una categórica derrota de 5-0 a manos de Talleres, que resultó un canto a la determinación y a la contundencia no exenta de vistosidad.
En Santiago del Estero empataron 1-1 Central Córdoba y Rosario Central, en un partido que los visitantes parecían tener encaminado y que al cabo no sólo no ganaron sino quebien pudieron haberlo perdido sin la relevante noche del arquero Jeremías Ledesma.

COMENTARIOS