Marcelo Gallardo,  director técnico de River Plate.
Marcelo Gallardo, director técnico de River Plate.
COPA LIBERTADORES DE AMÉRICA

River llegó a Perú y vela las armas para la final

El domingo irá por el título ante Flamengo de Brasil.

El plantel de River Plate ya está en el lugar de los hechos. Y la cuenta regresiva se puso en marcha. Quedó atrás la estresante serie de semifinales ante Boca. También se ven por el retrovisor los idas y vueltas por el cambio de sede de la final que tuvo que mudarse de Santiago de Chile a Lima, en Perú.
Allí arribó ayer el plantel que lidera Marcelo Gallardo, estando ya a la espera de la final del sábado ante Flamengo de Brasil y para ir en busca de la quinta Copa Libertadores tras levantar el trofeo de Enfrente, el prestigioso equipo brasileño, uno de los clubes con más hinchas del mundo, también pisó suelo peruano con el objetivo de gritar campeón de la Libertadores, algo que sólo consiguió en 1982. Con la obsesión de esa conquista el Mengao armó un plantel con jerarquía europea que quiere cortar la sequía.
El plantel de River llegó en vuelo chárter a Lima minutos después de las 20 de Argentina (dos horas menos en Perú) y emprendió viaje al hotel Swissotel, donde se hospedará el plantel.
Ya hay cientos de hinchas millonarios recorriendo las calles de Lima aunque se espera que el grueso arribe entre viernes y sábado. Un grupo importante está en las inmediaciones del hotel, que está a cinco cuadras del lugar de alojamiento de Flamengo.
Allí se dio una situación risueña. Los hinchas, que están separados por una valla de seguridad del lugar de acceso al hotel, explotaron cuando una tanqueta quedó varada en un bulevar de la calle San Toribio. Y más todavía cuando desde el vehículo emergió una oficial de policía que recibió con simpatía los cánticos de los fanáticos.
El equipo tendrá dos jornadas de entrenamiento en la capital peruana: el jueves en el estadio de Alianza Lima y el viernes en el reconocimiento del estadio Monumental, donde se jugará el encuentro ante Flamengo.
Enzo Pérez sigue evolucionando bien de su esguince en el hombro y no tendría problemas para estar, en tanto que Gallardo debe decidir si mantiene el equipo que venía jugando o si mete alguna modificación táctica.
El regreso del plantel se organizó para el domingo a las 14 (hora argentina), y no tendrán descanso porque el equipo volverá a jugar el sábado 30 de noviembre frente a Newell's, en Rosario, por la Superliga.
River Plate además tiene que jugar la final de la Copa Argentina y si bien no hay confirmación oficial, la definición sería el 4 de diciembre en Mendoza, frente a Central Córdoba de Santiago del Estero.

COMENTARIOS