Escena del empate entre Vélez y Boca.
Escena del empate entre Vélez y Boca.
ENFOQUE

Empate vale dos

En una fecha poco fecunda para los del pelotón de arriba, el negocio lo hizo Boca con su empate ante Vélez en el José Amalfitani y la recuperación de un liderazgo que ahora comparte con Lanús y Argentinos Juniors.
El dato más relevante de la fecha 13 de la Superliga atañe a los tropiezos del "Granate" en su clásico con Banfield y el de Argentinos con San Lorenzo, pero además River volvió a caer en el estadio Monumental, ahora a manos de Rosario Central, tal como antes le había pasado con Talleres y Vélez.
Una mala salida desde el fondo, un despiste y el oportunismo de Lucas Gamba le costaron muy caro a River y propiciaron el fastidio de Marcelo Gallardo, que en su conferencia de prensa declinó eufemismos: “Cuando no jugás bien, pasan estas cosas”.
De este modo adverso River se despidió ante su público a 13 días de la final de la Copa Libertadores de América que el sábado 23 afrontará en Lima con Flamengo de Brasil.
Para Central fue la segunda victoria consecutiva después de haber goleado a Godoy Cruz por 5-0.
En Liniers hubo un empate de 0-0 que pulverizó las que habían sido expectativas de un gran partido entre Vélez y Boca.
En el contexto de un espectáculo espeso, de poco juego y contadas situaciones de gol, fue Boca el que estuvo más cerca y acaso debió de haber dispuesto de un penal si el árbitro Patricio Loustau hubiera sancionado una infracción de Fernando Gago en perjuicio de Mauro Zárate.
Por cierto, el ex delantero de Vélez que en su momento decidió marcharse a la Ribera de forma repentina fue hostilizado de forma sistemática por la hinchada local, a la que cuando fue reemplazado y se marchaba de la cancha respondió con el ademán de acariciar el escudo de Boca en el costado izquierdo de la camiseta.
En los otros partidos jugados ayer se consumaron sendos triunfos valiosos de Gimnasia en Mar del Plata con Aldosivi y de Racing con Huracán en Avellaneda.
Los tres puntos de Gimnasia tienen el valor de haber sido obtenidos ante un adversario directo por la permanencia en Primera y así lo entendió un eufórico Diego Maradona, que desafió a quienes sugirieron que dejaría el cargo: “De Gimnasia no me voy. Me van a tener que echar con la Gendarmería”.
Racing, por su lado, superó a Huracán con un gol de Nicolás Reniero y quedó a un solo punto de Boca, Lanús y Argentinos Juniors.
En realidad, como en esta fecha ninguno de los cuatro de arriba sumó tres, la parte alta de la tabla ha quedado compactada entre diez equipos separados por cinco puntos, entre los cuales se han entreverado dos en racha: Atlético Tucumán lleva cinco triunfos consecutivos y Estudiantes de La Plata lleva cuatro.
Pero Newell’s –que se impuso a Defensa y Justicia- con 21 puntos e Independiente con 20 podrían escalar aún más cuando cumplan con el cotejo suspendido en su oportunidad que deberá jugarse en el Parque Independencia de Rosario.
La fecha 14 de la Superliga se desarrollará después de la fecha FIFA, es decir dentro de dos semanas, con el siguiente programa de encuentros:
Sábado 23: Defensa y Justicia-Lanús; Huracán-Central Córdoba y Atlético Tucumán-San Lorenzo.
Domingo 24: Boca-Unión; Banfield-Vélez; Gimnasia-Arsenal y Talleres-Racing.
Lunes 25: Patronato-Godoy Cruz; Colón-Estudiantes; Argentinos-Newell’s y Central Aldosivi.
Postergado, Independiente-River, que jugarán el 19 de enero de 2020.

COMENTARIOS