ENTREVISTA

Vicentini: "Mi gran objetivo es ascender y jugar con Sarmiento en la primera división"

El arquero del Verde aceptó un mano a mano con Democracia para hablar de todo. Una de las figura que tiene el conjunto que conduce Iván Delfino se refirió a la actualidad del equipo, repasó su historia y expresó su optimismo de cara a lo que se viene.

Manuel Vicentini es uno de los mejores arqueros de la categoría y uno de los jugadores más queridos por los simpatizantes de Sarmiento. A base de buenas actuaciones y de mucho esfuerzo, el "1" del Verde se ganó un lugar indiscutible en el equipo que conduce tácticamente Iván Delfino.
En estas minivacaciones, Manuel se fue a Sanford, en la provincia de Santa Fe, para descansar y disfrutar de su familia. No obstante, el gran arquero tuvo la gentiliza de dialogar unos minutos con Democracia para analizar el presente del campeonato y del Verde de Junín. También repasó su historia y expresó su optimismo de cara a lo que se viene.

- ¿Miraste el partido entre Almagro y San Martín de Tucumán?
- No, justo estaba en la ruta. Lo fui escuchando de a ratos. Y cuando llegué vi los últimos cinco minutos. Cuando estaba estacionando, yo tengo una aplicación en el celular que me indica los goles, y me marcó el gol de San Martín (T). Una lástima para nosotros.

- Otro ejemplo de lo parejo que es el torneo.
- Sí, equipos como San Martín de Tucumán manejan un presupuesto muy grande y todos esperan que sea un equipo muy competitivo. Que esté peleando arriba. El presupuesto no es todo, obviamente, puede salir bien o puede salir mal. Pero más allá de que ahora ellos son punteros nosotros sabemos que esto es largo. Falta mucho y no hay que relajarse. Yo prefiero estar peleando esto y no estar abajo peleando un descenso.

- Levantó San Martín de Tucumán y también todos esperan una remontada de Tigre. ¿Lo ves así?
- Con la gente que hablás y que entiende de fútbol y de la categoría, te dicen que a Tigre le falta adaptarse. Después de que logre eso, seguramente va a empezar a conseguir buenos resultados. Pero la realidad es que la categoría es muy pareja. El nivel de algunos equipos y de algunos partidos no tiene nada que envidiarle a lo que se ve en la Superliga.

- ¿Qué lugar ocupan los árbitros en todo esto? El partido contra Tigre se vio un arbitraje realmente muy polémico.
- De antemano todos sabemos que todos nos podemos equivocar. Pero a veces pasa también por la predisposición con la que uno entra a la cancha. Se complica cuando sabés que te va a dirigir un árbitro que es de donde es el club que vos está peleando ahí arriba. Entonces ante el primer fallo o la primera duda uno ya está más sensible a esas decisiones. Encima se da que al minuto ya nos anulan un gol. Con todo eso la predisposición ya te cambia para todo el partido. Y después pasó lo que vimos todos, ante la duda el árbitro decidía siempre a favor del mismo lado. Y con esas decisiones te van metiendo en tu arco. Por suerte nosotros pudimos reponernos a todo esto.

"Primero busqué debutar, después jugar, después mantener una regularidad y así uno va formando su carrera. Hoy quiero ascender con Sarmiento".

- ¿Hablaste con el árbitro?
- No. En su momento uno se enoja, se calienta, pero después ya está. Lo vi al partido en frío y listo. Quedó ahí. Con el grupo hablamos que no podemos echarle la culpa al árbitro cuando tuvimos un par de chances para ampliar la diferencia. Quizás si metíamos el segundo podríamos habernos quedado con el partido.

- Nombraste al grupo, siempre se dice que para tener un buen equipo primero hay que forman un buen plantel ¿Coincidís?
- Sí, sin dudas. Y creo que Iván (Delfino) es el principal responsable de esto. Junto a los dirigentes, a la hora de elegir a los jugadores le dan una gran prioridad a la parte humana. Iván conoce a muchos jugadores y cuando llegan él sabe qué le puede dar adentro y afuera de la cancha. Siempre son buenos aciertos.

- ¿Y desde lo personal? Está considerado como uno de los mejores arqueros de la categoría y cuando en la cancha dan la formación estás entre los más aplaudidos. ¿Cómo lo vivís?
- Muy contento. Es un apoyo constante. En el día a día te reconocen, te felicitan y te agradecen. La gente de Junín es muy amable conmigo. Eso te da fuerzas para seguir entrenando a pleno.

- ¿Te preparaste mucho para este momento?
- El que me conoce sabe que sí. La tuve que pelear mucho y aguantarme mucho tiempo entrenar sin saltar a la cancha. Siempre le metí para adelante y lo sigo haciendo de la misma manera. Agradezco por supuesto a Iván (Delfino) y a la dirigencia que en su momento optó por mí. Retribuí de la mejor forma que pude.

- ¿Qué recordás de ese momento? Cuando te comunicaron que te iban a dar el arco.
- Sí, fue después de que perdimos la final en Tucumán. Yo, en ese torneo había jugado siete u ocho partidos por las lesiones de Fernando Pelegrino. Quizás gracias a esas participaciones y a mi trabajo diario, Iván (Delfino) me fue conociendo y a una semana de haber perdido esa final me llamaron para decirme que yo iba a ser el arquero del próximo campeonato. Fue un momento muy lindo, me sentí respaldado y mi decisión fue decir que sí, que quería tener la oportunidad.

- ¿Cuáles son los objetivos, los sueños de Manuel Vicentini?
- A medida que uno va consiguiendo logros se va proponiendo nuevos objetivos. En mi caso primero busqué debutar, después jugar, después mantener una regularidad y así uno va formando su carrera. Hoy quiero ascender con Sarmiento. No se nos dio el torneo pasado y me quedé este torneo para ver si podemos repetir la campaña, jugar otra final y ver si podemos lograr ese objetivo. Sarmiento hoy es protagonista de la categoría y eso es un gran logro. Pero sin dudas mi gran objetivo es ascender y jugar con Sarmiento en la Primera división. Y si me preguntas qué más, me atrevo a decirte que me gustaría jugar una copa internacional. Es lo que todo jugador sueña.

COMENTARIOS