Los jugadores abrazan a la figura del partido, Lucas Hoyos.
Los jugadores abrazan a la figura del partido, Lucas Hoyos.
SUPERLIGA

Vélez y un triunfo Monumental

El “Fortín” le ganó a River por 2 a 1 con una gran actuación del arquero Lucas Hoyos.

River Plate chocó anoche con la inconmensurable figura del arquero mendocino Lucas Hoyos y, como le sucedió ante Tallares, de Córdoba (0-1), cayó nuevamente en el estadio Monumental en esta séptima fecha de la Superliga, ante Vélez Sarsfield, por 2 a 1, en un encuentro que tuvo como dominador al local y como ganador al visitante.
River Plate y Vélez Sarsfield preanunciaban un cruce entre dos equipos de similares características aunque diferentes jerarquías, ya que el local tiene pergaminos individuales y colectivos de los que carece el conjunto dirigido por Gabriel Heinze.
Pero conocedor de esto, el “Gringo” planteó un partido de presión constante, con diez jugadores corriendo a partir de la media cancha, dejándole a River la salida cómoda hasta superar los tres cuartos.
De esta manera, con una línea de cinco flexible para no resignar posibilidades de atacar pero bien resguardado defensivamente, Vélez trató de no sufrir el partido y tratar de salir de contra, algo impensado para este equipo de Heinze que siempre dio la impresión de no saber jugar a otra cosa que al ataque.
En definitiva, fue la noche perfecta para Vélez, que volvió a ganar en cancha de River después de más de ocho años.
La última vez había sido el 13 de marzo de 2011, cuando se impuso por última vez (2 a 1) en el Monumental.

COMENTARIOS