“Nacho” Cacheiro.
“Nacho” Cacheiro.
CUENTA REGRESIVA

All Boys espera habilitaciones para definir el equipo que mañana debutará ante Chacarita Juniors

En el “Funebrero” se perfila como titular el atacante juninense Ignacio Cacheiro.

All Boys esperará las habilitaciones de dos jugadores que actuaban en el exterior para definir la formación que presentará mañana jueves ante Chacarita, en el debut de ambos futbolistas en el campeonato de la Primera Nacional de fútbol.
La dirigencia del club de Floresta espera las llegadas de los respectivos ‘transfers’ de Facundo Cardozo (desde Chile) y Daniel Ibáñez (desde México) para que el binomio técnico Pablo Solchaga-Gustavo Bartelt los incluya como titulares en el compromiso del jueves, a las 21.05, en San Martín.
En caso de que no lleguen las pertinentes habilitaciones, el uruguayo Sebastián Martínez reemplazará a Cardozo, mientras que Alan Espeche irá por Ibáñez.
El resto de la alineación está definida y será un bosquejo prácticamente nuevo respecto del equipo que ganó el Reducido de la B Metropolitana ante San Telmo en junio último.
De esta manera, la formación nucleará a Nahuel Losada; Adrián Martínez, Nicolás Zalazar, Cardozo o Sebastián Martínez y Santiago Bustos; Santiago Lebus, Sebastián Navarro, Ibáñez o Espeche y Nicolás Igartúa; Facundo Callejo y Diego Jara.
El plantel albo practicará hoy, a las 16.30, en el estadio Islas Malvinas de Floresta y luego quedará concentrado a la espera del cotejo.

Una duda en la formación del “Funebrero”
El equipo de Chacarita Juniors presenta una incógnita en la alineación que se medirá con All Boys. El entrenador ‘funebrero’, Patricio Pisano, aún no resolvió si Brian Mieres o Juan Cruz González será el marcador de punta por el costado derecho.
El resto de la formación ya está definida, con un esquema táctico que volverá al 4-3-3. De esta manera, Chacarita alistará a Sebastián Cuerdo; Mieres o González, Alan Ledesma, Alan Robledo y Adrián Torres; Diego Rivero, Joaquín Ibáñez e Ignacio Cacheiro; Lucas Cano, Juan Cruz Mascia y Elías Alderete.

COMENTARIOS