Segundo ciclo de Pizzi en el CASLA
SAN LORENZO VOLVIÓ A LAS PRÁCTICAS

Segundo ciclo de Pizzi en el CASLA

El director técnico Juan Antonio Pizzi comenzó ayer su segunda etapa en San Lorenzo con la presencia del mediocampista Fernando Belluschi, a quien pretender retener en el plantel, y sin los colombianos Gustavo Torres y Andrés Rentería, las incorporaciones más cuestionadas del ciclo de su antecesor Jorge Almirón.
Belluschi, de 35 años, cumple su contrato el próximo 30 de junio y la intención de la dirigencia del club era liberarlo después de una temporada con poca continuidad, pero el entrenador se interesó por retenerlo y esta mañana el jugador estuvo en la Ciudad Deportiva en la vuelta de las vacaciones.
El arquero Fernando Monetti y el mediocampista Gerónimo Poblete, cuyos préstamos se vencen esa misma fecha, también integraron el grupo de 34 jugadores que Pizzi, quien será presentado hoy en conferencia de prensa.
Estuvieron todos los profesionales y algunos juveniles que fueron ascendidos al plantel de Primera por pedido del nuevo técnico: Federico Gattoni (defensor), Agustín Martegani, Emanuel Maciel, Matías Palacios y Luis Sequeira (mediocampistas) más Alexander Díaz (delanteros).
El resto de los jugadores que trabajó bajo la lluvia a las órdenes de Pizzi fueron: Monetti, Sebastián Torrico, José Devecchi y Lautaro López (arqueros); Víctor Salazar, Andrés Herrera, Gino Peruzzi, Damián Perez, Gabriel Rojas, Fabricio Coloccini, Gonzalo Rodríguez, Marcos Senesi, Gianluca Ferrari y Elías Pereyra (defensores). Raúl Loaiza, Manuel Insaurralde, Gonzalo Castellani, Poblete, Román Martínez, Ariel Rojas, Rubén Botta, Belluschi y Nahuel Barrios (mediocampistas); Nicolás Blandi, Héctor Fértoli, Adolfo Gaich, Nicolás Reniero y Juan Camilo Salazar (delanteros).
Pizzi (51 años) puso en marcha su ciclo en compañía de Rolando Carlen y Gustavo Campagnuolo (ayudantes de campo), su hijo Nicolás (auxiliar cuerpo técnico), Alejandro Richino (preparador físico) y Juan Carlos Docabo (entrenador de arqueros).
La llegada de ex delantero del seleccionado español, que firmó un contrato por un año, representa un retorno a las fuentes en San Lorenzo para superar la paupérrima campaña de la temporada pasada, que comenzó Claudio Biaggio y culminó Almirón. La dirigencia "azulgrana" apostó por el mismo técnico que rescató a San Lorenzo de una crisis deportiva que lo obligó a jugar una promoción por la permanencia en Primera en julio de 2012 cuando el equipo estaba al mando de Ricardo Caruso Lombardi.

COMENTARIOS