Iván Delfino y Fernando Chiófalo.
Iván Delfino y Fernando Chiófalo.
MANO A MANO EN EL PRESIDENTE DE SARMIENTO

Chiófalo: "Si no se sabe quién va a ser el presidente, mucho menos de ahí para abajo"

La máxima autoridad de la institución Verde dialogó en exclusiva con Democracia. Reflexionó sobre la derrota del sábado, habló del plantel, del cuerpo técnico y de cara a las elecciones anticipó que aún no decidió si va a postularse para continuar en el cargo.

"Son días difíciles". Con esa aclaración, el presidente de Sarmiento Fernando Chiófalo arrancó la charla con Democracia. La máxima autoridad del club habló de todo, de la derrota del sábado, de los jugadores, del cuerpo técnico y de las elecciones que se realizan el domingo 30 de junio.
En el mano a mano con este diario, Chiófalo anticipó que aún no decidió si desea postularse para continuar en el cargo. "Si no se sabe quién va a ser el presidente, mucho menos de ahí para abajo", disparó.

- ¿Cuáles son sus sensaciones hoy?
- No encuentro muchas más explicaciones. Uno puede hacer mucho pero cuando la pelota no quiere entrar, no entra. No sé si se jugó un partido bueno o malo y no soy quién para decir eso pero creo que Sarmiento fue superior y tuvo cuatro o cinco situaciones de gol muy claras, una que pegó en el travesaño y otra que salió a centímetros del palo. No se dio. Después de un año muy largo y difícil, al final de todo tuvimos varias posibilidades y nos quedamos con las manos vacías. Es una derrota muy dura porque estábamos con mucha ilusión. El club estaba en condiciones de afrontar un ascenso.

- ¿Hay un tanto de tristeza?
- Cuando uno lo desea mucho y deja todo por un objetivo; y cuando esto no se cumple hay que tratar de fortalecerse y de mirar hacia adelante. Obviamente que me queda algo parecido a la tristeza.

Sarmiento no le rescindió el contrato a Delfino que tiene hasta el 30 de junio y él no renunció a la dirección técnica. Está evaluando y tratando de meter la cabeza en frío. Fernando Chiófalo. Presidente de Sarmiento

- ¿ Sarmiento se merecía el ascenso?
- Sí, creo que fue una final y un campeonato distinto al del año pasado en el que Sarmiento se recuperó a mitad de torneo. Peleamos, llegamos y entramos al Reducido en donde nos agarró un equipo en alta jugando una final en la que definimos de visitante contra un equipo, en teoría, mucho más poderoso (por San Martín de Tucumán).

- Este campeonato fue distinto.
- Sí, Sarmiento dominó durante todo el torneo siendo líder indiscutido, teniendo un semestre con un rendimiento no tan bueno pero cosechando muchos puntos. En la segunda mitad mejoró el rendimiento cosechando menos unidades, pero así fue superior a la mayoría de los equipos rivales. Llegamos al final y no lo pudimos cerrar. Tuvimos tres o cuatro partidos de local que no pudimos sacar los puntos y no logramos el campeonato. Fuimos a un partido contra Nueva Chicago que lo perdimos increíblemente. Finalmente no pudimos obtener el punto que necesitábamos para depender de nosotros.

- Lo dijo Delfino el sábado, después del partido, que no siempre gana el mejor.
- Coincido. El futbol es así. No pudimos cerrar un año que fuimos ampliamente superiores a la mayoría de los equipos. Contra Arsenal perdimos pero no fue un partido en el que ellos fueron ampliamente mejores. Después, en el comienzo del Reducido nos volvimos a recuperar rápidamente. Fuimos superiores a Adrogué, con un buen partido de visitante. Después superamos ampliamente a Independiente Rivadavia y llegamos a la final. Trajimos un meritorio empate de Santiago del Estero y en Junín fuimos el único equipo que intentó jugar, más allá que después se pueda discutir sobre un cambio más o menos, pero Sarmiento fue el único equipo que estuvo en la cancha.

- ¿Qué fue lo primero que sintió tras la derrota del sábado?
- Que fue una derrota muy dura porque creemos que éramos amplios merecedores. Pero acá estamos con las manos vacías. El acompañamiento de la gente y la fiesta que se vivió fue increíble. Todo lo que vivimos durante estos últimos meses en los que jugamos cosas importantes fue positivo. Para un club como Sarmiento al que todo le es difícil y hace no más de cuatro años que peleábamos por un lugar en esta categoría, hoy jugar tres finales nos entrega un prestigio enorme. Pero después de un resultado adverso, parece que nada alcanza.

- ¿Qué lugar ocupa en todo esto el tema de las elecciones? ¿Usted se presenta?
- No hay nada para decir. El 15 de junio cierra el plazo para las listas y veremos cómo se arma todo esto y a partir de ahí organizar lo que viene. Me quiero tomar 48 o 72 horas más para pensar si voy a continuar o no, o si va a seguir alguien de este grupo de trabajo. Confío plenamente en la gente que está conmigo.

- ¿Siente el desgaste?
- Es un club muy grande y pasamos a ser un club a imitar en la Provincia. Hay mucho esfuerzo y una vida dejada con 14 años en la comisión y me gustaría ver al club que se siga defendiendo como lo hizo hasta ahora. Vengo de un golpe muy duro que no lo pensé, ya que tenía mucha ilusión. Quiero tomarme un tiempo para estar frío y juntarme con el grupo para saber qué piensan y tratar de planificar para adelante. Ahora siento que es necesario superar esto. Se deja mucha energía por el club que hoy está en un momento excepcional en lo institucional y deportivo, porque más allá del resultado, se adquirió más profesionalidad y hoy no cualquiera nos pasa por arriba. Y hoy, hasta último momento, peleamos los últimos torneos del Nacional B.

- Es un momento para resguardarse y reflexionar.
- Sí, hoy siento que es mejor abstraerse de todo y no ser tan fanático. Hay que sacar conclusiones en frío, algo que hoy no puedo hacer. Soy una persona competitiva y me gustaría estar jugando mucho más arriba de donde estamos.

- ¿A qué porcentaje del plantel se le vence el contrato?
- Un 50 por ciento está vencido. Ahora el plantel está de licencia por 15 días. Si no se sabe quién va a ser el presidente, mucho menos de ahí para abajo. Si me presento yo competiré contra quien sea y si no voy apoyar a este grupo de trabajo. Después, Vicentini, Garnier, Landa, Quiroga, Castet, Leys y Antonini tienen contrato. A Olivera, Garrido, Miracco, Villalba, Castro, Farré se le vence el 30 de junio. Orsini tiene una cláusula de compra por parte del club. Pero el próximo paso es evaluar el cuerpo técnico, la continuidad o no de Iván (Delfino) y desde ahí armar un plantel. Esos serían los pasos a seguir. Yo hablé con Iván y es mentira lo que se viene hablando. Sarmiento no le rescindió el contrato que tiene hasta el 30 de junio y él no renunció a la dirección técnica. Está evaluando y tratando de meter la cabeza en frío.

- ¿Le gustaría que Delfino continúe?
- Yo creo que Iván hizo un trabajo excepcional y desde que está él, Sarmiento debe haber perdido cinco partidos y es el equipo que más puntos sacó. Este plantel se armó con un presupuesto con un 30% menos de poder adquisitivo que la mayoría de los clubes de esta categoría. Si el resultado se evalúa por los últimos minutos de fútbol o por no haber ganado una final, me parece que es muy débil. El trabajo realizado por esta dirigencia, cuerpo técnico y plantel es excelente.

COMENTARIOS