Luis Islas en uno de los palcos del estadio “Eva Perón”, observando el partido Sarmiento-Central Córdoba.
Luis Islas en uno de los palcos del estadio “Eva Perón”, observando el partido Sarmiento-Central Córdoba.
EL EX ARQUERO Y ACTUAL DIRECTOR TÉCNICO DE FÚTBOL PASÓ POR JUNÍN

Islas: "Algún día, me gustaría dirigir a Sarmiento"

Luego de trabajar junto a Diego Maradona en Dorados de Sinaloa, México, el "Loco" apuesta a ser cabeza de grupo como entrenador.

Tenía apenas 16 años cuando Luis Alberto Islas debutó en la primera división de Chacarita Juniors, en el puesto más difícil, el de arquero, marcando un récord en cuanto al cuidapalos de menor edad en atajar en el fútbol profesional argentino. Pasó luego por otros equipos, especialmente marcando época en la valla de Independiente y, además, fue integrante del plantel de la Selección Nacional que en 1986 se coronó campeona del mundo en México.
Nunca anduvo con medias tintas, fue un notable arquero y luego se dedicó a la dirección técnica, trabajando, por ejemplo, como ayudante de campo del gran Diego Armando Maradona, hasta hace pocos meses.
El fin de semana, Islas pasó por Junín, para visitar amigos y aprovechó la ocasión para ver la final que anteayer libraron en el estadio "Eva Perón" los equipos de Sarmiento de Junín y Central Córdoba de Santiago del Estero, finalmente ascendido a la Superliga, para amargar a toda nuestra ciudad en la tarde/noche sabatina.
Actualmente, Islas (52 años) no está dirigiendo tras su paso por Dorados de Sinaloa con Maradona como entrenador y el como ayudante de campo, pero no deja de ver fútbol y tal es así que tiene su cuerpo técnico armado, para cuando lo llamen a dirigir.
Entrevistado por "Democracia", Luis "El loco" Islas dijo: “Algún día me gustaría dirigir a Sarmiento, como no. Pese a que yo no soy de Junín, esto es una cuestión de piel. Sigo al ´Verde´ y me gusta mucho la ciudad, donde tengo muchos amigos, especialmente la familia Barragán. Mi hermano Daniel (también arquero) terminó su carrera en Sarmiento y para mí, como técnico, sería un gran paso dirigir a Sarmiento, para potenciar mi carrera como DT. Mi sistema de juego es sencillo, cuatro en el fondo, dos en el medio (doble 5), tres más adelante y un punta, un 4-2-3-1 definido".
También en su paso por Junín, Islas le dijo a la prensa: "El fútbol de hoy es mucho más dinámico. Los entrenamientos van variando. Antes cuando querías hacer fondo te hacían hacer 10 pasadas de mil metros, ahora son más cortas pero más incisivas. Se trabaja muchísimo en fútbol reducido. Mis equipos tienen que ser dinámicos, pero sin perder la precisión. Tienen que ser agresivos. Cuando se encuentra eso, nacen equipos como el River de Gallardo. Es importante, además, que un equipo tenga dos o tres jugadores con peso, que tengan espalda", afirmó quien debutó como entrenador en el Club Aurora de Bolivia.
También destacó que "Hay cosas importantes para hacer en Junín en materia deportiva. Estuvimos hablando con gente que apuesta a mejorar. En lo personal, llamados siempre se reciben para trabajar y hay que estar convencido cuando se apuesta a tomar un equipo. Ya pasaron casi tres meses de mi último partido en Dorados y ahora quiero dirigir en Argentina", destacando luego quiénes, entre otros, integran su cuerpo técnico. "Mi preparador físico es Daniel Cámara, mis ayudantes de campo el juninense Roberto Barragán (ex goleador de Sarmiento, Villa Belgrano y otros equipos, radicado hace unos años en Córdoba) y Alejandro "Porota Barberón (ex Boca, Independiente y otros equipos) y mi entrenador de arqueros el "Chino" Benítez, quien fue jugador de Sarmiento".
A la hora de narrar su experiencia en Dorados de Sinaloa, como principal asistente de Diego Maradona, quien se destacó como arquero durante varios años dijo: "Terminó todo bien con Diego, solo que pienso que es el momento que yo trabaje como cabeza de un cuerpo técnico. A Dorados le di lo máximo, nos fue bien y le deseo lo mejor a Diego, quiero que sea feliz. Cuando llegamos, hubo un diluvio muy fuerte y se inundó toda la ciudad. Nos trataron muy bien, fuimos a una cena que era a beneficio y es increíble lo que genera y provoca Maradona donde va", mientras que sobre su anterior paso por Arabia, expresó que "El fútbol en los Emiratos Árabes se vive como un espectáculo, nos exigían ganar los dirigentes, pero el hincha es distinto", comentó.
Sobre la Selección Nacional, Islas manifestó: "Como argentino quiero lo mejor y le deseo lo mejor a Lionel Scaloni y a todos los jugadores. Me gustaría que llegue a la Copa América con una idea de juego sólida, porque en el último mundial le faltó eso. Está muy bien cubierto el puesto de arquero en la selección, el titular va a estar antes (Esteban) Andrada y (Franco) Armani. Como entrenador yo aprovecharía a estar en el día a día para tomar la decisión y ahí darle confianza y tranquilidad al que ocupe el puesto de arquero titular".
No podía faltar la comparación entre los dos máximos referentes del fútbol argentino y Luis Islas analizó:
"Diego y Lionel Messi son dos fenómenos y como entrenador, me gustaría tenerlos en mi equipo. Soy un convencido sobre que la idea de juego tiene que potenciar lo individual. En el mundial ´86, éramos un equipo muy sólido y Diego rompía los sistemas defensivos. Messi llegó a varias finales con la selección, pero yo pienso que no hay que poner todo en las manos de un jugador", completó el "Loco" Islas, a quien acompañó en toda su estadía en Junín su amigo personal, Juan Barragán.

Una gran trayectoria
Luis Alberto Islas comenzó en las divisiones inferiores de Chacarita Juniors y debutó en la primera división del equipo tricolor de San Martín el 13 de febrero de 1982 (con 16 años recién cumplidos) en la segunda fecha del campeonato de la primera "B". Fue en el estadio de Banfield y su equipo derrotó 1 a 0 al "Taladro", con gol de Jorge García Melado. En 1983 fue contratado por Estudiantes de La Plata y defendió la valla de los "pinchas" en 106 partidos.
Mientras se jugaba la Copa del Mundo 1986 fue transferido a Independiente de Avellaneda y como portero de los "diablos rojos" fue amado por los hinchas y tuvo actuaciones memorables. Su debut en Independiente se produjo el 13 de julio de 1986 contra Platense. Su primer paso se dio entre 1986 y 1988. A mediados de aquel año se peleó con el entrenador Jorge Solari, lo que motivó su salida de la entidad. Fue transferido entonces al Atlético Madrid (donde no jugó ningún partido oficial) y la entidad "colchonera" lo cedió al Club Deportivo Logroñés, siendo considerado el mejor arquero de la Liga Española en la temporada 1989/1990.
A mediados de 1991 Independiente volvió a comprarlo, alcanzando en su segundo paso por el club el nivel más alto de su carrera. Obtuvo el campeonato local en 1994, la Supercopa ese mismo año y la Recopa 1995. Jugando para Independiente, también obtuvo uno de los reconocimientos más extraños en Argentina, irse aplaudido de la cancha de Boca Juniors por la parcialidad local después de una actuación memorable. Figura del ciclo triunfal de Miguel Ángel Brindisi, dejó el club en 1995, envuelto en un conflicto con el citado técnico.
En 1995 pasó a Newell's Old Boys, jugando solo 15 partidos y un año más tarde pasó a Platense, ocupando su valla en diez cotejos.
A mediados de 1996 fue transferido al Club Deportivo Toluca de México, donde tuvo muy buenas actuaciones. En 1997, Toluca contrató a Enrique Meza como técnico, quien tiempo después desafectó a Luis Islas del plantel.
En 1998 regresó a la Argentina, siendo adquirido por Huracán, club del cual es confeso hincha. Posteriormente, en 1999, fue vendido a Tigre jugando 12 partidos en el Nacional "B".
En julio de 2000 regresó a México y jugó en el León azteca; a mediados de 2002 regresa a su país y es adquirido por Talleres de Córdoba, teniendo en la "T" muy buen rendimiento.
Finalmente, en julio de 2003 regresó a Independiente, club en el que estuvo durante tres períodos distintos y donde finalizaría su carrera profesional. El último de sus 241 partidos lo jugó el 4 de octubre de 2003, enfrentando a Colón.
En la selección nacional fue arquero en el equipo subcampeón mundial juvenil en 1983, siendo elegido como el tercer mejor jugador de la competencia. En la Selección mayor debutó en 1984 con tan solo 18 años. Luego fue el segundo arquero durante el Mundial de México en 1986, coronándose el combinado nacional como campeón mundial.
Integró los planteles de las Copas América de 1987 y 1989 y en 1988 fue titular en los Juegos Olímpicos de Seúl. En 1989 renunció a la selección antes del Mundial de Italia (1990), al no garantizarle el técnico Carlos Salvador Bilardo la titularidad.
En 1992 vuelve a la selección donde forma parte de los planteles campeones de la copa Confederaciones 1992 y Copa América 1993. El flojo desempeño de Sergio Gabriel Goycochea durante las eliminatorias del Mundial 1994, finalmente le permitió debutar como arquero titular en la Copa del Mundo de Estados Unidos.
Como entrenador y/o ayudante de campo pasó por Aurora de Bolivia; Almagro; Central Norte de Salta; Colegiales; Deportivo Español; Almagro; en los Emiratos Árabes y finalmente en Dorados de Sinaloa, junto a Diego Armando Maradona.

COMENTARIOS