TORNEO REDUCIDO DE LA B NACIONAL

Sarmiento le ganó a Independiente Rivadavia de Mendoza y quedó a un paso de jugar la final

El equipo de Iván Delfino mostró su oficio en un partido durísimo. Cuando el encuentro moría, a los 43, Nicolás Orsini aprovechó una serie de rebotes, controló bien y metió un tremendo derechazo que terminó en la red. La revancha de la semifinal se jugará en Junín.

B Nacional
0
INDEPENDIENTE RIVADAVIA
1
SARMIENTO

Sarmiento festejó en Mendoza un gran triunfo. Le ganó a Independiente Rivadavia por 1 a 0 y se esa forma arrancó con una victoria la llave de semifinales del Torneo Reducido de la B Nacional que otorgará el segundo ascenso a la Superliga.
El superhéroe de la noche fue el delantero Nicolás Orsini, quien a los 43 minutos de la segunda parte aprovechó una serie de rebotes para finalmente controlar el balón, buscar el hueco entre los defensores y sacar un tremendo derechazo que tuvo como destino la red.
De esta manera, el conjunto de nuestra ciudad se quedó con el partido de ida de las semis y ahora deberá esperar hasta el sábado para jugar la revancha en el Estadio "Eva Perón". Tiene ventaja deportiva y eso aumenta sus chances de llegar a la final.
En el trámite de las acciones, el equipo de Iván Delfino mostró en los primeros minutos una gran actitud. Si bien fue el conjunto local el que propuso comandar las acciones, por el lado del Verde fue todo orden y entrega.
De atrás hacia adelante, el Verde fue un equipo compacto, seguro, casi impermeable. Demostró oficio y apostó a tener alguna contra para ganar el partido. Así de simple.
Sarmiento le cedió la pelota y la responsabilidad al local. Y esa estrategia le salió bien. Es cierto que Independiente tuvo más tiempo el balón y que lo jugó con un gran criterio. Pero no pudo profundizar.

Los primeros 45 minutos finalizaron sin goles pero con varias situaciones de gol. Para el lado del Verde, la mayoría fueron de media distancia y las que estuvieron más cerca fueron los remates de Miracco y Leys.
En el complemento la historia fue parecida pero con un final distinto. Antes de que se cumpla el minuto de juego, Federico Castro quedó mano a mano con Vicentini pero el "7" de los mendocinos remató arriba. Se salvó el Verde.
Siempre cediendo la pelota y el terreno, el equipo de Delfino se replegó bien, juntó la línea de cuatro defensores con los cuatro volantes y dejó a Orsini y Miracco allá arriba.
El partido fue cayendo en un pozo. Delfino sacó a Villalba y metió a Borasi para buscar más profundidad. Pero el cambio más importante llegó cuando el partido estaba en los minutos finales. Sergio Quiroga ingresó por Miracco y Sarmiento festejó.
El "Checho" recibió de un lateral y jugó rápido, la pelota quedó sin dueño y tras una serie de rebotes Orsini controló adentro del área y se fue acomodando hasta sacar un lindo derechazo que terminó en la red. Golazo del Verde que se festejó en Mendoza y en todo Junín.
El gol llegó a los 43. El resto del tiempo fue absorbido por la experiencia de los jugadores de Sarmiento. El pitazo final dejó una gran victoria. Fue un triunfo importante que ahora el Verde deberá defender en su estadio, en una revancha que se jugará el sábado en Junín.
Mientras tanto, la ilusión del ascenso se renueva con la misma intensidad, como un sueño que busca y pelea por tener su mejor final.

COMENTARIOS