B NACIONAL

Una final de locos

Sarmiento superó 3 a 1 a Guillermo Brown de Puerto Madryn y Arsenal le ganó sobre la hora a Defensores de Belgrano por 1 a 0. Ahora el equipo de Iván Delfino y los del Viaducto jugarán una final para el infarto, a todo o nada, donde el ganador ascenderá a la Superliga.

Se viene una final de locos, no apta para cardíacos. Será un partido a todo o nada, donde el ganador será el campeón que ascenderá a la Superliga. ¿Será Sarmiento o Arsenal de Sarandí? La historia se presenta de esta manera porque ayer los dos equipos ganaron sus compromisos y terminaron punteros con la misma cantidad de unidades.
El Verde de nuestra ciudad y los del Viaducto ganaron sus respectivos partidos ante Guillermo Brown de Puerto Madryn (3-1) y Defensores de Belgrano (1-0), respectivamente, y forzaron un desempate espectacular para el ascenso directo a la primera división del fútbol argentino.
Ambos equipos finalizaron con 46 puntos al cabo de 25 jornadas y ahora definirán al primer equipo que retornará a la máxima categoría.

La fiesta en el "Eva Perón"
Con un estadio repleto, el equipo de Iván Delfino salió a la cancha con el respaldo que se merecía para jugar un partido determinante. El recibimiento fue más que emotivo. El "Eva Perón" fue una verdadera fiesta.
Había que ganarle a Brown de Madryn. Por eso Sarmiento fue ofensivo desde el primer minuto. Salió a lastimar, a buscar ese gol rápido que le diera tranquilidad. Las ganas se notaron. Quizás en esta instancia el juego quede para un segundo plano porque lo más importante era ganar.
De esta manera, con más empuje que juego, el equipo de Delfino iba a tener un premio al esfuerzo. Fue en el minuto 13 cuando al volante zurdo Nicolás Castro lo derriban muy cerca del área grande. El árbitro Mastrangelo cobró el tiro libre y el propio Castro se hizo cargo de la ejecución. La posición era la ideal para un zurdo. Castro la clavó en un ángulo y el grito sagrado se hizo eco en el "Eva Perón". Golazo del "11" para poner el 1 a 0.
Tras la ventaja a su favor, el conjunto de Delfino no se conformó y fue por más. A los 17, Wilfredo Olivera cayó en el área tras un córner, el árbitro vio un golpe y por eso cobró penal. Desde los doce pasos, Nicolás Miracco rompió el maleficio y con un bombazo fuerte y al medio puso el 2 a 0. Segundo grito sagrado.


Sarmiento metió dos goles en menos de veinte minutos y el resultado era justo. El descuento de Lautaro Parisi para Brown calmó un tanto la ansiedad pero el Verde era más que su rival. Fue un equipo práctico, que mostró intensidad y que tuvo en Castro y Miracco a sus jugadores más desequilibrantes. Así, con una clara supremacía del local terminaría la primera parte.
En el complemento se vio otra versión de Brown. El equipo de Puerto Madryn tuvo un poco más el control de la pelota. Jorge Velázquez mostró la claridad y Lautaro Parisi siguió siendo el jugador más peligroso. El control del equipo de Luciano Theiler hizo replegar a Sarmiento.
Ante un juego adverso, Delfino metió mano en el equipo. Sacó a Villalba y puso a Garrido; y luego ingresó el "Checho" Quiroga por Castro. Esos cambios cayeron bien. De a poco, el Verde comenzó a salir del fondo hasta que finalmente, a los 30, Wilfredo Olivera metió de cabeza el 3 a 1 que terminó de liquidar el pleito.

En la radio, malas noticias
Ya con el partido casi liquidado, los hinchas del Verde prestaron atención a la radio para seguir las alternativas del partido de Arsenal que no pasaba del empate ante Defensores de Belgrano. El ascenso estaba ahí. Solo era cuestión de minutos.
Nueva Chicago, el tercer equipo implicado en el ascenso, pero con menores posibilidades, quedó descartado rápidamente con la igualdad en Adrogué ante Brown que luego mutó a derrota por 2 a 1.
En el minuto 37, Arsenal dispuso de un penal que podía cambiar el curso, pero el arquero de Defensores, Maximiliano Velazco, desvió el remate de Gastón Álvarez Suárez y provocó un festejo mesurado en el "Eva Perón".
Sin embargo, los del Viaducto no se dieron por vencidos a pesar del error hecho decepción con un penal malogrado y con la aparición del defensor Fernando Torrent, a cuatro del final, alcanzaron el resultado que fueron a buscar. La definición por el ascenso directo estuvo cargada de incertidumbre en los minutos finales con la atención fija en el barrio de Belgrano.
A todo esto, en el "Eva Perón", el Verde venció a Guillermo Brown y no le quedó otra que esperar. Pero las buenas noticias nunca llegaron. Arsenal mantuvo el orden, ganó en forma agónica y dispuso así el desempate que aporta más emoción al desenlace del campeonato.
Ahora Sarmiento y los del Viaducto se verán las caras en una final tremenda. En principio, el partido se jugaría el domingo, a las 16, en el estadio de Banfield. Hasta allí viajará la ilusión del Verde. Será un encuentro a todo o nada, con el ascenso a la Superliga como premio principal.

COMENTARIOS