B NACIONAL

Final abierto: Sarmiento perdió 1 a 0 en su visita a Mataderos

El equipo de Iván Delfino jugó un partido aceptable pero desaprovechó varias situaciones de gol. Nueva Chicago, con muy poco, se terminó quedando con los tres puntos. Ahora el Verde ya no depende de sí mismo para coronarse campeón.

Quedó la bronca. Muchísima bronca. Es que Sarmiento perdió ayer un partido increíble. El equipo de Iván Delfino hizo los meritos suficientes como para quedarse con los tres puntos ante Nueva Chicago pero se volvió a Junín sin nada. Cayó 1 a 0 en el partido correspondiente a la fecha 24, anteúltima, del Campeonato de la B Nacional.
El único tanto del juego lo marcó Esteban Orfano, a los 46 minutos del primer tiempo. Sarmiento tuvo al menos tres situaciones clarísimas como para convertir pero falló, incluyendo el penal que el arquero Agustín Silva le contuvo a Nicolás Orsini a los 11 minutos del complemento.
Con el triunfo, Chicago llegó a los 42 puntos y mantiene su ilusión; mientras que Sarmiento, con 43, continúa en lo más alto junto con Arsenal de Sarandí. Con la derrota, el Verde achicó sus posibilidades y ya no depende de sí mismo para lograr el campeonato.
En el trámite de las acciones, el partido en el Estadio "República de Mataderos" arrancó como una verdadera final. En los primeros minutos de juego, ninguno de los dos regaló absolutamente nada. Por eso el encuentro se hizo apretado, durísimo, de ida y vuelta.
En Sarmiento reinó el orden. La defensa, pese a sus bajas y altas, estuvo acorde al compromiso. Kippes ganó bien de arriba, Landa puso su experiencia, Martín García se proyecto por la derecha y Facundo Castet lo hizo por la izquierda. Así el equipo fue saliendo del fondo. También en esa rebeldía fueron importantes las apariciones de Villalba por la derecha y de Nicolás Castro por la izquierda.
Con el correr de los minutos el conjunto de nuestra ciudad comenzó a crecer. No obstante, siempre tuvo que tener cuidado cuando "El Pitu" Arnaldo González tomaba el balón. De esa manera, tomando algunos recaudos, el equipo de Delfino creció y tuvo en esa primera parte una de las situaciones más claras del partido.
A los 22 minutos, Martín García recuperó el balón y le metió un gran pase a Nicolás Orsini. El "Tanque" le ganó bien la posición a David Achucarro y antes de enfrentar mano a mano al arquero tiró el pase hacia atrás.
La pelota cayó en los pies de Nicolás Miracco, el "7" amagó y con el arco a su merced disparó un remate que se estrelló en el palo. Increíble pero real. Miracco se tomó la cabeza, miró al cielo y mordió con bronca sus labios. No fue para menos, el Verde se perdió la apertura del marcador.
A esa altura de la primera parte, el equipo de Delfino se merecía más. Villalba ya había desperdiciado un mano a mano con el arquero pero la de Miracco quedará en la historia. Para colmo de males, a los 46, tras un rebote que dio Ariel Kippes, Achucarro le cedió la pelota a Esteban Orfano para que marque el 1 a 0. Con ese resultado, finalizó el primer tiempo.


Sarmiento reaccionó, se mereció el empate, pero se quedó sin nada
Para jugar el segundo tiempo, el conjunto de Delfino salió mucho más decidido. El Verde se adelantó, se hizo dueño del balón y arrinconó a Chicago. El equipo de Perazzo no encontró salida. Sarmiento se lo llevó por delante y volvió a tener una chance muy clara.
A los diez minutos, Miracco recibió el balón casi llegando al área chica y en el roce con el arquero se dejó caer. Penel compró la viveza del delantero y cobró penal. Desde los doce pasos, Orisini se hizo cargo del remate. Al "9" del Verde le hablaron todos antes de patear, hasta que finalmente su remate fue atajado bien por Agustín Silva. Chicago se salvó del empate y Sarmiento volvió a fallar.
La pelota no quería entrar. Pero los dirigidos por Delfino nunca bajaron los brazos. Siempre lo intentaron. El DT movió el banco y metió a Sanabria por Villalba, después a Quiroga por Leys y finalmente a Garrido por Farré. Pero nada, no se pudo.
Nueva Chicago se fue aferrando a la diferencia que consiguió en la primera parte y no mucho más. En los últimos minutos, Perazzo metió a Sánchez Sotelo y a "Gomito" Gómez para que tengan el balón. El local apostó a la tenencia como forma de defensa y le salió bien. Así se fueron los últimos pasajes del partido.
Los goles que no se convierten en el arco rival se sufren en el propio. La norma futbolera volvió a funcionar y esta vez le tocó sufrir a Sarmiento. Ahora el Verde tiene menos chances pero la ilusión está, sigue en pie.
En la última fecha, Chicago visitará a Brown de Adrogué y Sarmiento recibirá a Guillermo Brown de Puerto Madryn. Además, Arsenal jugará frente a Defensores de Belgrano, en Núñez. Tres partidos no aptos para cardiacos. Tres finales de una historia que todavía puede terminar con el mejor final.

COMENTARIOS