Rodolfo D'Onofrio.
Rodolfo D'Onofrio.
OBRAS

D'Onofrio le pidió a Macri "que se saque la camiseta y me venda los terrenos" para un nuevo estadio

El espacio está ubicado sobre el río, a unos 600 metros de donde está River.

El presidente de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, le solicitó ayer al Presidente de la Nación, Mauricio Macri, que se saque "un poco" la camiseta de Boca Juniors y le venda terrenos en la ciudad de Buenos Aires para "hacer un nuevo estadio".
"Ojalá que el presidente se saque un poquito la camiseta de Boca y me venda los terrenos", comentó D'Onofrio en una nota con CNN en Español, la que podrá verse completa mañana domingo en dicha señal.
Macri, confeso hincha de Boca y ex presidente de la institución desde 1995 hasta 2007, debe autorizar la venta del espacio solicitado por River.
"Hay una tierra que se la hemos pedido al Presidente de la Nación y también a la Ciudad que está sobre el río, a unos 600 metros de donde está Ríver, al lado de tres clubes. Ahí, en esa tierra, donde atrás va a ir el Tiro Federal, queremos que adelante esté el estadio nuevo de River", explicó el mandatario y subrayó que tuvo dos encuentros con Macri.
River quiere realizar el negocio al desprenderse de los terrenos del estadio, ubicado en una de las zonas más caras de la Ciudad, y quedarse con el predio del Tiro Federal, que fue subastado y se convirtió en el terreno más caro de la Capital Federal cuando un fideicomiso abonó más de 150 millones de dólares por la parcela.
En esos terrenos se podrán construir 150 mil metros cuadrados con una altura máxima de 100 metros, a diferencia de la zona del Monumental, cercano a Aeroparque, donde los edificios tienen un límite de 32 metros de altura -la misma de la baranda de hormigón, el punto más alto del estadio-.
El estadio que proyecta D´Onofrio estaría entre el Tiro y el Parque de los Niños y se trata de tierras que pertenecen a la Ciudad.
El actual hogar de River fue fundado el 25 de mayo de 1938 y con una capacidad actual para 75.699. El mismo recibió reformas en 1958 y durante la última dictadura cívico-militar en 1978, al ser la sede central del Mundial de ese año.
Por otro lado, D'Onofrio justificó a su par de Boca, Daniel Angelici, al cambiar sus pareceres sobre dónde jugar la pasada final de la Copa Libertadores de América que se trasladó a Madrid y terminó con el título riverplatense.
"Mi sensación es que él hubiera cumplido con la palabra pero creo que lo desbordaron sus colegas de comisión directiva, sus jugadores, su cuerpo técnico y, por qué no, las redes (sociales) también. Sintió una presión tan grande...", respaldó.
Sin embargo, el presidente "millonario" le criticó la falta de "un llamado" aclarando la situación. "Si me hubiera llamado el domingo y me decía: 'Rodolfo, no puedo cumplir la palabra porque si no hago esto políticamente tengo un problema serio y tengo que salir a hacerlo de esta manera' no me hubiera puesto contento, pero lo hubiera entendido", comentó.

COMENTARIOS