Boca fue bicampeón de la Superliga.
Boca fue bicampeón de la Superliga.
ANUARIO

El "bi" de Boca, la supercopa de River y el semestre de Racing, los puntos altos de 2018

El fin de año también tuvo como hecho destacado la coronación de Rosario Central en la Copa Argentina.

El bicampeonato de Boca Juniors en la Superliga, la Supercopa Argentina que River Plate conquistó ante su clásico rival y el segundo semestre de Racing Club fueron los puntos altos del 2018 en el fútbol argentino.
El año del Mundial de Rusia también dejó el ansiado título de Rosario Central en la Copa Argentina luego de 23 años, el decepcionante balance de Independiente y San Lorenzo y las buenas campañas de Defensa y Justicia, Huracán y Godoy Cruz de Mendoza.
El año empezó movido ya que en marzo, el 14 más precisamente, se disputó la final de la Supercopa Argentina con los clubes más importantes del fútbol argentino como protagonistas.
Boca, en aquel entonces campeón de la primera Superliga, y River, bicampeón de la Copa Argentina, se enfrentaron en Mendoza para dirimir un título luego de 42 años del único antecedente del torneo Nacional.
El equipo de Marcelo Gallardo se impuso por 2-0 con goles de Gonzalo Martínez, de penal, y de Ignacio Scocco y levantó la primera copa del año en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.


El "millonario" fue el gran ganador de los Superclásicos ya que en septiembre repitió el resultado -y los autores de los goles- en la edición del Superclásico que se disputó en La Bombonera en el marco de la sexta fecha de la Superliga.
El equipo del "Muñeco" marcó otra huella en el año al alcanzar un récord por el invicto de 32 partidos que comenzó el 28 de febrero con un empate ante Flamengo (2-2) en Rio de Janeiro por Copa Libertadores y duró hasta el 19 de octubre cuando cayó ante Colón (1-0) en Santa Fe por la Superliga.
Boca, por su parte, tuvo su festejo el 9 de mayo cuando en La Plata se consagró bicampeón de la Superliga tras empatar con Gimnasia y Esgrima por 2-2 a falta de una fecha para el final del torneo que peleó con Godoy Cruz y San Lorenzo.
El equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto fue un justo y merecido campeón y recién dejó el primer puesto del campeonato argentino en agosto luego de 617 días y 46 fechas tras perder con Estudiantes de La Plata (1-0) en Quilmes por la segunda fecha de la presente temporada.
La última Superliga dejó decepciones como la de Independiente, que luego de perder la Recopa Sudamericana ante Gremio en febrero, no pudo cumplir el objetivo del primer semestre de clasificar a la Copa Libertadores 2019.
San Lorenzo terminó en el tercer lugar con más dudas que certezas de la mano Claudio "Pampa" Biaggio pero pudo sellar su pasaje al torneo continental.
El mismo premio tuvieron las revelaciones del torneo: el Godoy Cruz de Diego Dabove, Huracán de la mano de Gustavo Alfaro y Talleres, que todavía tenía como DT a Frank Kudelka.

Después del Mundial
Luego del parate por el Mundial se retomó la actividad en el fútbol local, pero la atención estuvo centrada en la fase eliminatoria de la Copa Libertadores de América con la presencia de seis equipos argentinos y la Superliga quedó casi de lado.
Racing Club fue eliminado sin atenuantes por River Plate en octavos de final y "aprovechó" la rápida despedida para centrarse en el torneo local.
El equipo del "Chacho" Coudet, que durante el año también había sufrido el golpe de la eliminación en 32avos de la Copa Argentina ante el humilde Sarmiento de Resistencia, cerró la primera parte del torneo como líder absoluto, con 36 puntos y apenas una derrota.
Sin lugar en la Libertadores 2019, la "academia", de la mano de un inoxidable Lisandro López, quedó bien perfilado para volver a conquistar el torneo que ganó por última vez en 2014.
Como escolta quedó el sorprendente Defensa y Justica, único invicto del campeonato, que tuvo un año histórico al llegar por primera vez a los cuartos de final de la Copa Sudamericana y dos puntos abajo terminó Atlético Tucumán, de gran campaña también en el plano internacional.
Entre los mejores cinco también se mantuvieron Huracán, que arrancó el año en el puesto 21 de los promedios del descenso y ahora está en el 13 (arrancará el 2019 en el 4) y Godoy Cruz que deberá reinventarse en 2019 sin Dabove.
El fin de año tuvo como hecho destacado la coronación de Rosario Central en la Copa Argentina luego de 23 años sin títulos.
El equipo de Edgardo "Patón" Bauza, único en la historia "canalla" en ganar un título como jugador y entrenador, venció en la final a Gimnasia y Esgrima La Plata, verdugo de Boca en octavos y de River en semifinales, por penales y festejó un ansiado título que tuvo como aliciente la victoria en el clásico ante Newell's Old Boys (2-0) en un insólito cruce de cuartos de final disputado en Arsenal y a puertas cerradas.
El balance de fin de año también dejó expuestos a Independiente, que luego de una gran inversión económica terminó a 13 puntos de Racing y eliminado de la Copa Argentina ante Brown de Adrogué, y a San Lorenzo.
La eliminación del "Ciclón" en Copa Argentina (en cuartos ante Temperley) precipitó la salida de Claudio Biaggio y la llegada de Jorge Almirón, quien no pudo cambiar el rumbo del equipo y culminó el año sin triunfos y en el puesto 23 de 26.

COMENTARIOS