EL "APACHE" RECUPERA PODER

Tevez seguirá una temporada más en Boca

Carlos Tevez (foto) ratificó su continuidad en Boca Juniors en el mismo momento que el presidente del club, Daniel Angelici, confirmaba la salida del director técnico Guillermo Barros Schelotto, una jugada para nada casual, que simboliza la recuperación de su poder dentro del vestuario "xeneize".
Caído el "Mellizo", quien lo relegó del equipo titular desde su regreso al club a principios de año, el "Apache" volverá a ejercer el rol propio de un referente, al punto tal que será consultado por Angelici para decidir el nuevo técnico de Boca, confiaron fuentes de la Comisión Directiva.
Naturalmente no será Tevez quien lo defina pero su voz tendrá incidencia en una decisión que no parece fácil, pues el margen de error es muy estrecho por tratarse del último año de gestión del actual presidente de Boca, que aspira a consolidar al oficialismo en el poder a partir de diciembre de 2019.
Después de la frustración que significó perder la final de la Copa Libertadores ante River, en la que jugó apenas 26 minutos en el acumulado de los dos partidos, "Carlitos" tomó contacto con el máximo dirigente del club y le hizo saber que su preferido para la sucesión era el "Gringo" Gabriel Heinze, ex compañero suyo en Manchester United de Inglaterra y en el seleccionado argentino, con quien compartió plantel en el Mundial Sudáfrica 2010.
Pero el entrerriano se autoexcluyó de la carrera tras avisar que tiene previsto cumplir el contrato suscrito con Vélez hasta el 30 de junio de 2019.
De todas formas, el nombre que elija Angelici, en lo posible antes de Nochebuena, deberá contar con la aprobación de la Comisión Directiva, pero también con el visto bueno del delantero, nuevamente líder del vestuario "xeneize".
Tevez volvió a ganarse la confianza del resto de los líderes de plantel (Pablo Pérez, Fernando Gago y Darío Benedetto), aquella que había perdido a fines de 2016 cuando imprevistamente decidió partir al Shanghai Shenhua de China por un contrato millonario.
Al regresar a Boca en enero pasado por imposición de Angelici, en contraposición al deseo de Barros Schelotto, el "Apache" comenzó el año con perfil bajo entre sus compañeros y volvió a posicionarse como referente ayudado por su amigo Ramón "Wanchope" Ábila, un factor aglutinante por su carácter alegre en la intimidad.
Además, el plantel observó como un buen gesto del líder su predisposición para aceptar la suplencia que el "Mellizo" le destinó en los partidos más importantes de la campaña, especialmente en el tramo final de la Copa Libertadores.
Por todo ello, Tevez volverá a ser Tevez en Boca y también porque es el anhelo de Angelici, quien motorizó dos veces su vuelta al club para que se consolide como el símbolo del equipo.

La sucesión del "Mellizo"
El presidente de Boca deberá entonces avanzar en la sucesión del "Mellizo" y en el menú de opciones aparecen cuatro posibilidades. Néstor Pekerman seduce a muchos dirigentes por su perfil de maestro y por su jerarquía internacional, ganada en un exitoso paso por las juveniles del seleccionado argentino y luego ratificada en la mayor de Colombia. El punto negativo es que apenas dirigió dos clubes en su carrera: Toluca y Tigre de Monterrey en México.
Miguel Ángel Russo también se posicionó como aspirante por tratarse del último DT campeón de la Copa Libertadores con Boca en 2007, al tiempo que Antonio Mohamed, de último paso por Celta de Vigo de España, es un entrenador del gusto de Angelici.
El brasileño Luiz Felipe Scolari podría ser la gran sorpresa, aunque tiene contrato vigente con Palmeiras de Brasil y gana aproximadamente unos 200 mil dólares al mes, lo que obligaría a Boca a desembolsar no menos de 1,5 millones anuales en la misma moneda para traerlo desde la ciudad de San Pablo.
Finalmente, no hay que descartar a otro tapado: el uruguayo Gustavo Poyet, quien convenció a Tevez para emigrar en su momento a China y que alguna vez declaró que su sueño era dirigir en "La Bombonera" xeneiza, con el "Apache" y "Wanchope" en el equipo.
En tanto, el presidente de Boca, Daniel Angelici, confirmó que el club "decidió hacer un cambio" y por ese motivo no le renovó el contrato al entrenador Guillermo Barros Schelotto, y aclaró que hasta el momento no habló con ningún posible reemplazante.
"Tengo que agradecerle. Es un sentimiento amargo que tengo, por el bicampeonato y haber peleado esta Copa Liberadores hasta la última instancia. Nadie más que el hincha de Boca, el cuerpo técnico y los jugadores querían ganar esta Libertadores. Tenemos que empezar el año con un cuerpo técnico nuevo", sentenció Angelici en una conferencia de prensa que encabezó junto a Guillermo Barros Schelotto.
Precisamente el "mellizo" afirmó que "es la mejor decisión para Boca" el hecho de que no continúe siendo el entrenador del club "xeneize", luego de tres años.
Angelici dijo que asumió "con mucho dolor y tristeza no haber podido ganar la Copa: siento angustia, un sentimiento amargo y gran desilusión".
En tanto, aclaró que no habló con ningún entrenador para que ocupe el puesto dejado vacante por el "mellizo", pese a que en los medios "se dijeron muchos nombres".
"Hemos charlado con el cariño y el afecto con Guillermo y Gustavo. El club tuvo que tomar una decisión, y tenemos que empezar el año haciendo un cambio, buscando un cuerpo técnico y empezar con un cuerpo técnico nuevo. No es un adiós, sino un hasta pronto. Guillermo es ídolo como jugador y entrenador, porque dejó dos estrellas", sentenció.

Guillermo: "Quiero irme en paz con el hincha"
"Más allá del dolor de no haber conseguido el gran objetivo de este año. Me voy con la tranquilidad de haber hecho todo lo posible para conseguirlo. Es lo mejor para Boca la decisión que tomamos", afirmó el "mellizo" en la conferencia de prensa que dio junto a Angelici en "La Bombonera".
El DT dejó su cargo luego de tres años en el club, con el que consiguió dos títulos de la Superliga 2016 y 2017, pero no logró la Copa Libertadores, en donde llegó a semifinales (2016) y la final (2018).
En tanto, agradeció a la dirigencia auriazul, a los empleados del club y a los jugadores que estuvieron bajo su conducción, pero en especial le dejó un saludo especial a los hinchas.
"Hoy prefiero evitar contestar porque dí todo. No quiero tener razón. Quiero irme en paz con el hincha. Le deseo lo mejor para Boca y le dejo mucho afecto y cariño a los hinchas", enfatizó visiblemente emocionado.

COMENTARIOS