SUPERFINAL

El Millonario levantó la cuarta Copa Libertadores y el undécimo título internacional

River Plate alzó hoy por cuarta vez en su historia la Copa Libertadores de América, al vencer a su máximo rival, Boca Juniors (3-1), en el tiempo extra de la final revancha disputada en Madrid, donde atrapó además su undécimo trofeo internacional.
Más de la mitad de esa producción, seis coronas para mayor precisión, fueron aportadas por su actual DT Marcelo Gallardo, que, con la conquista de hoy, se confirma como el entrenador más exitoso de la existencia riverplatense.
Y ello no sólo es una cuestión numérica sino también de la dimensión de sus conquistas, porque en tres de ellas se dio el lujo de apartar a Boca camino al título.
Sucedió en las semifinales de la Sudamericana 2014, también en los octavos de final de la Libertadores 2015, clasificación que se resolvió en la Conmebol por el incidente del gas pimienta, y hoy en el mítico Santiago Bernabéu, donde se consumó la victoria más trascendente de los superclásicos de todos los tiempos.
Las Recopas Sudamericanas 2015 y 2016 y la Copa Suruga Bank 2015 fueron los títulos restantes que el "Muñeco" le aportó a River, que antes de su llegada ya atesoraba las Libertadores 1986 y 1996, la Copa Intercontinental 1986, la Copa Interamericana 1987 y la Supercopa 1997.
Con cuatro ediciones ganadas, River igualó la línea de Estudiantes de La Plata en el cuadro de honor de la Copa Libertadores, en el que sólo lo superan Independiente (7), Boca (6) y Peñarol de Montevideo (5).

COMENTARIOS