Rodolfo D'Onofrio y Daniel Angelici.
Rodolfo D'Onofrio y Daniel Angelici.
BOCA VS. RIVER

Angelici y D'Onofrio coincidieron en evitar a los hinchas visitantes en las finales de la Libertadores

Los choques serán el próximo sábado en La Bombonera y el 24 en el Monumental.

Los presidentes de Boca Juniors, Daniel Angelici, y River Plate, Rodolfo D'Onofrio, coincidieron anoche en rechazar la presencia de hinchas visitantes en las finales de la Copa Libertadores, que se jugarán el próximo sábado en La Bombonera y el 24 en el Monumental.
Ambos dirigentes adelantaron en el programa Debo Decir, del canal América, la decisión que se formalizará hoy después de una reunión de los equipos de seguridad de los dos clubes.
"Si tengo que decir hoy, a esta hora, no creo que debamos jugar con público visitante. Para estos partidos no alcanzan dos o tres Bomboneras ni dos o tres Monumentales. Son muchísimos los socios y la gente de cada club que quiere ir a la cancha", graficó Angelici.
El presidente de Boca explicó que, por norma de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), el local está obligado a entregar 4.000 localidades a los visitantes y ello aumenta la restricción de ingreso para el local por razones de seguridad.
Para el club de La Ribera representaría al menos dejar 5.500 socios fuera del partido en función del espacio asignado para los hinchas de River y el eventual pulmón que debiera realizarse para separar a los simpatizantes.
Sobre el mismo tema, D'Onofrio fue tajante: "Para River no y tenemos razones fundamentadas para decirlo. Las cosas hay que hacerlas con tiempo, no se pueden hacer de golpe".
"Nuestro club no está preparado hoy para recibir visitantes. Tendríamos que reestructurar la cabecera de Figueroa Alcorta. Me sorprendió la idea de Macri", agregó.
Macri declaró el viernes pasado por la mañana que ordenaría a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que trabajara junto al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en la vuelta de los hinchas visitantes para esta serie final.
Sin embargo, en la tarde de la misma jornada, el primer mandatario aclaró que serían los clubes lo que tomaran esa decisión y los que el Gobierno nacional sólo daba garantías para que los visitantes fueran tanto a La Bombonera como al Monumental.

Santilli, en contra
El vicejefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, afirmó ayer que la posible participación de hinchas visitantes en la final de la copa Libertadores no supondrá que se vaya a emplear policías que cumplen su función en los barrios.
El gobierno porteño tiene "una posición clara de no afectar a policías que están cuidando a vecinos en los barrios para espectáculos extraordinarios", subrayó en declaraciones a la radio Mitre.
"La palabra importante es de los clubes" Boca Juniors y River Plate que "son los que van a definir" si habrá hinchas visitantes en los dos partidos finales del máximo torneo de fútbol sudamericano, aseguró.
Apuntó que el presidente Mauricio Macri "fue claro en poner a disposición la seguridad". La invitación de Macri a la participación de hinchas de ambas parcialidades fue "algo aspiracional que tenemos todos los argentinos, que es poder disfrutar de un espectáculo deportivo o el que fuere sin tener miedo a que haya desmanes", agregó Santilli.
"Si el operativo lo tuviera que hacer sólo la ciudad es otra cosa, porque no vamos a desafectar a policías de los barrios de la ciudad por un espectáculo extraordinario que requiere a mucha gente", insistió.

COMENTARIOS