Gallardo “orgulloso” de su equipo
RIVER

Gallardo “orgulloso” de su equipo

El entrenador Marcelo Gallardo se mostró "orgulloso" del plantel de River que logró el pase a la Final de la Copa Libertadores al vencer a Gremio por 2 a 1 en Porto Alegre mientras que dijo "no" arrepentirse de ir al vestuario en el entretiempo a pesar de estar suspendido para hacerlo aunque eso le cueste no estar en la final.
Por esa situación la Conmebol le abrió un expediente a Gallardo por haber infringido la suspensión que pesaba en su contra.
La entidad que rige el fútbol sudamericano notificó a River sobre la apertura del expediente y en la nota describe los hechos que se sucedieron en el estadio "Arena do Gremio" en el partido de vuelta de la semifinal.
Ahora el entrenador tendrá tiempo hasta el viernes para presentar su descargo, en medio de la polémica en la cual el club "gaúcho" presentará un reclamo para que le quiten los puntos a River y así acceder a la final.

Gallardo "orgulloso".
"Estoy orgulloso de este plantel y de la gente que me acompaña. Era un partido difícil, muy cuesta arriba frente a un equipo muy duro que ya en Buenos Aires había tenido mucho oficio, defensivo, pero mucho oficio y acá volvieron a mostrar lo mismo", reveló.
En diálogo con la prensa luego del encuentro que River le ganó a Gremio por 2 a 1 y que le permitió acceder a la final, Gallardo señaló: "Nosotros asumimos la responsabilidad de ir a buscar el partido porque estábamos en desventaja y necesitados de ganar el partido y el resultado final es producto a no bajar nunca los brazos, es un premio por creer".
Al ser consultado acerca del desarrollo del partido comentó:
"En el primer tiempo se vio un equipo en serio que quería ganar el partido y el otro que trataba de defenderse con sus armas, en su cancha con su gente y estoy muy feliz porque esto demuestra que Gremio nos tuvo respeto en toda la serie".
"Nosotros sacamos un partido adelante en el momento más difícil, de mucha confusión y mucho nerviosismo ante un equipo que volvía a generar situaciones de corte de juego de no querer jugar", aseveró.
Asimismo Gallardo añadió: "Nos perdonaron la vida en el mano a mano que tuvieron que fue una tapada fantástica de Franco (Armani) y a partir de ahí el equipo respondió como tenía que responder".
"No me iba a privar de estar con mis jugadores cuando más lo necesitaban. No me arrepiento de haber ido".
El entrenador de River habló también de su ida al vestuario en el entretiempo del encuentro cuando no podía hacerlo por estar suspendido: "Tal vez incumplí una regla, porque no estaba permitido, lo reconozco y lo asumo, pero era lo que tenía que hacer y no me arrepiento".
"Está bien que te multen porque uno es responsable como técnico si el equipo sale un minuto tarde, pero quien tiene un poquito de vestuario sabe que a veces se demora y acá no hay tolerancia, por eso te suspenden. Le cortan la libertad de trabajo a un entrenador", expresó.
En ese sentido manifestó: "Es indignante no tener la posibilidad de trabajar, es injusto que te quiten el derecho y la libertad de trabajar, pero no me iba a privar de estar con mis jugadores cuando más lo necesitaban".
Ante la posibilidad de recibir una sanción que le impida estar en la Final Gallardo dijo: "No me importa no estar en las finales. Hago mi descargo, pero me tomé el atrevimiento de bajar a hablar porque creía que lo necesitaban los jugadores y yo también".

Lo que hizo y los antecedentes.
Gallardo, podría perderse la final de la Copa Libertadores, debido a que infringió la suspensión que pesaba sobre él, que no le permitía acompañar a su equipo en ningún momento de la semifinal ante Gremio de Porto Alegre.
Las cámaras de televisión mostraron a Gallardo saliendo del vestuario de River en el entretiempo, cuando el "Millonario" perdía 1 a 0 con el gol de Leonardo Gómes.
Un veedor de la Conmebol fue alertado sobre la presencia de Gallardo en el vestuario y por ese motivo se acercó al lugar y observó al "Muñeco" salir del lugar, con una gorra en la mano, para intentar ocultarse.
Incluso una imagen de la televisión brasileña mostró a Gallardo increpando a un fotógrafo que le sacó una imagen saliendo del vestuario.
"Vení, vení, sacámela bien la foto, no te vayas", le dijo Gallardo al fotógrafo cuando estaba saliendo del vestuario riverplatense en el entretiempo.
Gallardo estaba sancionado por la Conmebol porque el equipo salió dos minutos tarde al segundo tiempo del partido de ida ante Gremio en el Monumental, por lo que no podía estar en contacto con el plantel y debió observar el cotejo en un palco del estadio.
Pero además de ir al vestuario, las cámaras de la televisión oficial mostraron a Gallardo con un equipo de comunicación hablando con Hernán Buján, uno de sus colaboradores, y segundo de Matías Biscay, quien fue el que dirigió al equipo ante la ausencia del "Muñeco".

COMENTARIOS