Lisandro López festeja el gol del empate de Racing ante el Ciclón.
Lisandro López festeja el gol del empate de Racing ante el Ciclón.
DÉCIMA FECHA

Racing renació ante San Lorenzo, le ganó 2-1 y amplió su ventaja como líder del campeonato

La Academia dio vuelta el resultado y es más puntero que nunca.

Con un segundo tiempo avasallante, Racing logró dar vuelta a San Lorenzo por 2 a 1 ante su público en Avellaneda, para recuperarse tras dos partidos sin victorias y ampliar su ventaja como líder de la Superliga, en la décima fecha.
Con un inteligente planteo y aprovechando la desesperación de su rival, el “Ciclón” se adelantó por una volea del juvenil delantero Nicolás Reniero, a los 30 minutos del primer tiempo. Pero en el complemento, la “Academia” modificó su postura pasiva y, gracias a un rápido empate del capitán Lisandro López a los 17 segundos, modificó el trámite del encuentro.
El giro al marcador llegó a los 17 minutos, cuando el ingresado Guillermo Pol Fernández metió un derechazo bárbaro desde 30 metros para dejar sin respuesta al arquero Nicolás Navarro. De esta forma, Racing llegó a los 23 puntos en la tabla de posiciones y se separó cinco de su escolta Unión de Santa Fe, que había perdido el sábado por la noche frente a Godoy Cruz.
Sabiendo ese resultado, y acompañado por una multitud en el “Cilindro” de Avellaneda, se especulaba con que Racing iba a salir con todo en busca de la victoria.
Pero San Lorenzo, que colocó un mix de jugadores titulares y suplentes pensando en los cuartos de final de la Copa Argentina el próximo miércoles ante Temperley, se plantó bien en Avellaneda.
Con dos líneas de cuatro y mucha intensidad defensiva para frenar el circuito futbolístico, el “Ciclón” de Claudio Biaggio se mostró con una idea más clara y tuvo sus opciones. Mala toma de decisiones en la finalización hicieron que San Lorenzo perdone las desatenciones que mostró Racing en esa primera mitad del partido.
El aviso llegó a los 27 minutos, con una soberbia volea de Elías Pereyra en una jugada de pelota parada desde el córner, que obligó a la espectacular reacción de Javier García, lo único rescatable de Racing en el primer tiempo.
Enseguida, una serie de rebotes en el área ante la pasividad de la defensa de la “Academia” y el arrinconamiento de San Lorenzo, dejaron la pelota para Reniero, que apareció solo en la izquierda del área y definió de aire para poner el 1-0.

Reacción inmediata
Como admitió el capitán Lisandro López post-partido, el mensaje del entrenador Eduardo Coudet los hizo despertar de manera inmediata para el segundo tiempo. El “Chacho” mandó a la cancha a Gustavo Bou por Cristaldo y, 17 segundos después de que San Lorenzo sacó del medio, la “Pantera” presionó a Senesi, el rebote favoreció a “Licha” López que definió de “picota” por encima del achique de Navarro para hacer explotar el “Cilindro”.
Luego, el chileno Marcelo Díaz agarró la pelota en el mediocampo para distribuir, Pol Fernández -que había reemplazado al lesionado Solari en el primer tiempo- se soltó a las espaldas de Mussis, y Zaracho-Centurión empezaron a desequilibrar por los costados.
Así se construyó el segundo gol, cuando Zaracho progresó por la derecha, metió el freno y, cuando la defensa del “Ciclón” se recluyó en su área esperando el centro, la sacó afuera para Pol Fernández que controló y metió un zapatazo tremendo que ingresó contra el palo izquierdo de Navarro.
Era un hervidero la cancha de Racing, que volvía a ver el equipo intenso que llegó a ilusionarlo y ponerlo como líder, para olvidar el dolor por la eliminación de la Copa Libertadores. De ahí hasta el final, y como el segundo tiempo entero, fue absolutamente todo de Racing, que si no fuera por la actuación de Navarro hubiese ampliado su ventaja para justificar la victoria.
Así, la “Academia” tuvo una alegría mañanera en el clásico ante San Lorenzo, para afianzarse como líder y mandar un mensaje: “¡Estamos vivos!”.

COMENTARIOS