Lionel Scaloni.
Lionel Scaloni.
ENFOQUE

El futuro es hoy

Más de los noventa minutos con Brasil, quiénes formarán parte del plantel argentino en la fecha FIFA de noviembre o cuál es la evaluación del interinato de Lionel Scaloni, lo más preocupante es que 120 días después de la eliminación del Mundial de Rusia el futuro de la Selección sigue difuso, sin ninguna pista firme.
Si bien no se están recuperando las decisiones en las apuradas, sí sería prudente que aparezcan las señales concretas. "Queremos un proyecto de diez años y esa dirección trabajamos" tiró sobre la mesa Claudio Tapia en el medio de la turbulencia durante los últimos días sin duda certezas sobre la propuesta y los actores elegidos para encarar la empresa. Cuando finalice, los dirigentes se centran en el tema del programa de desarrollo de la AFA que nadie se preocupa ni se preocupa por la amplitud.
Las crónicas periodísticas apuntan en torno a esa iniciativa que sólo se filtraron trazos generales que hablan de profesionalizar áreas y planificar con horizontes lejanos. Nada se supo sobre lineamientos más firmes y concretos ni mucho menos sobre quién estará a cargo de conducirlo. Por lo que se sabe, los "notables" los ex entrenadores y los campeones del mundo que iban a ser convocados para conocer sus puntos de vista sobre el proyecto 2018-2028, siguen esperando el llamado.
En el medio de la confusión, desde la AFA Daniel Angelici dio su punto de vista: "El nombre del candidato no precederá al proyecto, primero está el programa y luego buscaremos el nombre". Es más apuntó: “No tenemos apuro; Vamos a escuchar a ´Chiqui´y si él tiene una idea la veremos ”. La lista de elegidos incluyó también al mismísimo Pep Guardiola, Diego Simeone, Marcelo Gallardo, José Pekerman y hasta Lionel Scaloni.
Está claro, a esta altura de las cosas, que el DT actual no es el culpable de lo que está sucediendo pero el sentido común impone que después de los amistosos con México. El interinato no da para más. Este es el tipo de mandatos provisorios que terminan siendo las etapas más frágiles que no vale la pena extender y mucho menos cuando se está hablando del Selecionado mayor.
A esta altura discutir sobre si Scalioni debe ser confirmado o no formaría parte de un debate sin consistencia, estéril. No debe perderse la vista que el equipo nacional es el punto máximo y se supone que se llega a él lo que hace con un recorrido previo de experiencias y por los méritos acumulados en la tarea difícil de conducir equipos de fútbol.
Lo cierto, real y concreto es que los plazos ya no dan mucho más. Esta es una crisis y necesita soluciones. Tomar la conciencia de lo trascendente del tema es una señal desde la AFA no se advierte. Y eso, ya de por sí es preocupante.

COMENTARIOS