FÚTBOL

Edgardo Alberto "El Caudillo" Carpanetto

Jugó en Independiente de Junín y se codeó con Potente y Van Tuyne en Rosario Central. Estuvo en Estudiantes de La Plata y numerosos clubes de Junín y la zona.

Nací en Saforcada. Nosotros estábamos en el campo, al lado de la ruta 7, íbamos al pueblo a jugar a la cancha del club Defensores –que después desapareció- que participaba de la Liga Independiente de Fútbol, con Agustina, Laplacette, el Boliche, Agustín Roca, Las Mercedes, Belgrano de Morse.

Cuando empezamos con mi hermano a jugar en la segunda, participaba Huracán de Viamonte con jugadores que habían tenido un problema con Viamonte FC y armaron un equipo que era fuerte para esta Liga Independiente. Pero nosotros nos habíamos reforzado con jugadores de Junín y salimos campeones.

Igual estábamos haciendo las inferiores con Independiente de Junín, donde el técnico era Carlos Castro. Castro era un bohemio que andaba por los potreros reclutando jugadores, inclusive en la zona. De hecho veníamos nosotros de Saforcada, Buonanotte y Medina de Arenales. Además estaban el Negro de la Llera y el japonés Estropio.

Ganamos dos nocturnos con el rojo, en 1980 y 1993. A mi me tocó integrar los dos equipos. En el ´93 además de mi hermano, estaban Daniel Salvatierra, el negro Fossas, el Lechón Clara, el Negro Regules, Carlos Moreno, con la dirección técnica de Hugo López. En el ´80 el técnico era Miguel Had. Estaba Estropio, Beto Cuadrado que venía de Irigoyen de Alem, Morales, Reyes Escobar, el Cano Susceret, el Colorado Fernández.

A los 18 años participé de una selección juvenil donde estaba Pessaressi, Lana que venía de Roca, los Ruiz que venían de BAP, el Negro de la Llera, Perchante de Mariano Moreno, el Flaco Pérez que estaba en BAP. Hicimos una gran campaña.

Después de Independiente me fui a probar a Rosario Central. Me llevó Luis Artime. Estaban Potente, Zelada, Ferrero, Van Tuyne, García, Agüero, Aymar, Andreucci. El técnico era Carlos Timoteo Griguol. Quedé, pero no me pude anotar en la Facultad de Rosario y decidí venirme. Me inscribí en La Plata y me fui a estudiar allá. Entrené con Estudiantes de La Plata que jugaba el Metropolitano y el Nacional. Cuando llegó el momento de jugar el Nacional se fue el técnico que estaba, hubo una renovación y ninguno de los de afuera quedamos en el plantel.

Estuve jugando en la zona con Irigoyen de Alem donde salimos campeones con Horacio Massari. En ese tiempo la Liga de Alem era fuerte y participaban Rivadavia y El Linqueño, que traian jugadores de Buenos Aires.

Luego en Juventud de Pergamino, me vine a Mariano Moreno donde salimos campeones junto con mi hermano en un nocturno y un oficial. En el nocturno el técnico era Miguel Romero y en el oficial Héctor Silva, que después jugamos el Regional. Jugaban Jorge Buvier, Sosa, Kenan, Pettinarolli, Daniel y Ruben Gallegos, el Chino Mendoza, el Turco Mecherques.

A Juventud de Pergamino fui dos años. El primero con el Cano Susceret donde perdimos la semifinal. La segunda vez con Raúl Malavolta, Gustavo Caresani, el Negro Miranda y mi hermano Daniel.

Luego me fui a Atlético Pasteur, que en realidad había ido por trabajo y jugué. Paralelamente empecé como técnico y realicé el curso también.

Me vine a Sarmiento donde estaba el Bocha Boianelli, en 1989. Me hice cargo de la séptima y octava. Tenía discusiones con los técnicos, planteaba cosas y todo te hace crecer, razonar un poco más. Y se van sacando conclusiones nuevas. Por ahí el mejor pibe de la zona tiene muchas condiciones, pero otros no tanto. Entonces había que entrenar analizando las situaciones y equiparar a los jugadores.

Posteriormente con mi hermano fuimos a Defensa Argentina, donde estaba Battisttelli, Toro, el Largarto Walton, Velorio Giménez, Guaita, Martignoni, Mario Domench, el Vasco Oviedo y el Gato Gambarte.

Jugamos con mi hermano en El Dorado, tres años. Un nocturno en BAP y terminamos jugando en Agustina donde perdimos la final con 12 de Octubre. Ahí jugamos con Daniel Salvatierra, el Negro Regules, el Lalo Gnazo, el Tara Galante. Luego me retiré porque ya estaba sobre los 40.

Hoy no salen tantos jugadores porque la oferta para los chicos es muy grande. Antes estaba la pelota de fútbol y no había otra cosa. Las posibilidades de divertirse para los chicos son variadas y la desaparición de los campitos fue clave.

¿Maradona o Messi?. Cada uno en su época. A Maradona lo veo más natural. Hace juego con una mandarina o una pelotita de ping pong, la domina. Pero hoy Messi es un monstruo.

COMENTARIOS