Con una goleada, River Plate festejó su primera victoria del torneo
MONUMENTAL

Con una goleada, River Plate festejó su primera victoria del torneo

Rodrigo Mora, en dos ocasiones, Camilo Mayada y Pity Martínez, de penal, anotaron los goles del Millonario. Así, los de Gallardo suman siete puntos y están a cuatro del líder tucumano.

En un festival de goles -algunos, con polémica-, River se llevó su primer triunfo en la Superliga con un contundente 4-1 ante San Martín de San Juan.
En la primera etapa marcaron Rodrigo Mora y Camilo Mayada. A los 4 del complemento, Mora amplió la diferencia, pero a los 8 Facundo Erpen, de cabeza, descontó para San Martín. Finalmente, Gonzalo Martínez, a los 26 y de penal, cerró el marcador para el equipo de Marcelo Gallardo.
El Millonario avisó desde temprano luego de que el árbitro Germán Delfino le anule un gol a Ignacio Scocco tras advertir que, previo al centro de Fernández, la pelota había cruzado la línea de fondo del campo de juego.
A los 22 minutos, una jugada casi calcada tras un desborde y centro de Lucas Pratto terminó en gol de Rodrigo Mora. La polémica, sin embargo, se hizo presente ante el reclamo de los jugadores del conjunto visitante, que insistían que la pelota había nuevamente cruzado la línea de fondo. En la repetición quedó claro que efectivamente tenían razón y el gol debió haber sido anulado también.
El partido siguió en la misma sintonía y fue el uruguayo Camilo Mayada quien se encontró con una pelota que le cayó en la cabeza tras un desvió y, a los 34 minutos puso las cosas 2-0.
Así, tras el descanso, el Millonario siguió presionando y encontró el tercer tanto a los tres minutos de iniciado el complemento, nuevamente en los píes de Mora, quien quedó mano a mano ante el arquero Luis Ardente y definió al segundo palo para aumentar la distancia en el marcador.
San Martín encontró brevemente una respuesta al juego de River y, tras un centro de tiro de esquina, el defensor Facundo Erpen descontó para el conjunto dirigido técnicamente por Walter Coyette cuando el reloj marcaba siete minutos de la segunda etapa.
El envión de los sanjuaninos se vio frenado luego de que una dura infracción del mediocampista Hernán Da Campo a Exequiel Palacios sea sancionada con expulsión por parte del árbitro.
La polémica, sin embargo, volvió a aparecer luego de que Delfino sancione una caída de Enzo Pérez en el área rival como penal, que luego fue convertido en gol por Gonzalo Martínez a los 26 del segundo tiempo. Mientras Ardente le juraba y perjuraba a Delfino que no lo había tocado, la repetición no hacía más que generar dudas al respecto. A pesar de las quejas, el 4-1 resultó definitivo y River se llevó los tres puntos.

COMENTARIOS