Mauricio Muñoz, Oscar De Giulio y Mariano Sardi.
Mauricio Muñoz, Oscar De Giulio y Mariano Sardi.
LIGA DEPORTIVA DEL OESTE

El placer de jugar al fútbol pisando los 40

A Mariano Sardi (41), Oscar De Giulio (40) y Mauricio Muñoz (38) los une la misma pasión. Democracia los juntó y ellos contaron su historia. Aman el juego, lo disfrutan como pocos y lo respetan. Son protagonistas indiscutibles de nuestro querido fútbol de Junín.

Mariano Sardi cumplió en abril 41 años y juega en Independiente de Junín. Oscar De Giulio es arquero de Jorge Newbery, tiene 40 pero en diciembre cumplirá 41. Y el tridente de esta historia se completa con Mauricio Muñoz, que con 38 ya es un histórico de Defensa Argentina.
Los tres juegan en la Liga Deportiva del Oeste y a los tres los une la misma pasión: ese enorme placer de jugar al fútbol pisando los 40.
La carrera de Mariano Sardi está muy cerca de encontrar un final soñado. Es que mañana tendrá la chance de lograr por primera vez el campeonato del Torneo Apertura 2018 que organiza la Liga Deportiva del Oeste. Pero para eso su equipo tendrá que ganarle de visitante a Rivadavia de Lincoln. El único resultado que le permitirá dar la vuelta olímpica es un triunfo.
Y para él será especial el partido de mañana porque justamente su carrera comenzó en Independiente (J). Sería algo así como terminar donde empezó y saliendo campeón. Pero "tranquilo, todavía falta, tranquilo", comentó en relación a la gran final.


Sardi arrancó en el Rojo de Junín y siguió en Platense, luego jugó en Brown de Arrecifes, en Sarmiento, El Porvenir, San Martín de Mendoza, Aldosivi de Mar del Plata, Villa Mitre de Bahía Blanca y Los Andes. Luego regresó a Sarmiento, después se fue a Barracas Central, Flandria y Sacachispas.
Otra vez de regreso en Junín jugó el Federal B para Villa Belgrano. También defendió la camiseta del Club 12 de octubre de Ferré; y ahora viste la "6" de Independiente (J).
En su camino está claro que Mariano cosechó amigos por doquier. Al respecto, en diálogo con Democracia, contó: "Tengo la suerte de haber conocido mucha gente. Tengo amigos por todos lados y la verdad que estoy muy conforme con todo el recorrido que me ha tocado transitar".
"En el fútbol aprendió mucho sobre la idea de compartir. Algo que hoy disfruto mucho. Cuando tenía 17 o 18 años jugaba con compañeros que tenían 38, 39 o 40. Bueno, quizás un poco menos (risas). Y hoy me toca al revés. Eso es lo lindo del fútbol", señaló.
Sobre su vigencia, Sardi contó su secreto. "Creo que estoy acá por el amor que siento por el fútbol. Por este deporte que es tan lindo. Yo me siento un futbolista desde hace muchos años. Es un sentimiento muy lindo".
Agregó: "Más allá de que juegue o no juegue, eso es aparte; lo lindo es la pertenencia. Es compartir una pasión, estar adentro, afuera, ir a ver un partido. Es el placer de pertenecer a un deporte tan lindo como lo es el fútbol".

Ser futbolista también se trata de compartir una pasión, estar adentro, afuera, ir a ver un partido. Es el placer de pertenecer a un deporte tan lindo como es el futbol. Mariano Sardi. Independiente de Junín

Una final, un sueño que puede ser realidad
El partido contra Rivadavia de Lincoln también forma parte de un sueño, el de retirarse campeón. Sobre este encuentro, Mariano expresó: "Es el club donde nací. Independiente es uno de los clubes más humildes de nuestra ciudad. Yo arranqué en este club así que te imaginarás lo que siento en estas circunstancias. Es una chance histórica y ojalá se nos pueda dar. Para mí sería un hermoso broche a mi carrera".
Por último, dijo: "Los domingos son de mi familia y hoy se los estoy robando. Ellos tienen una paciencia enorme pero saben que lo que estoy haciendo me apasiona. Me encantaría poder lograr el campeonato para regalárselo a ellos, a mi señora y a mis cuatro hijos".

Un domingo sin fútbol no me lo imagino. El año que viene voy a cumplir 25 años de haber debutado en primera. Ojalá que pueda seguir estando y retirarme vigente. Oscar De Giulio. Jorge Newbery

De Giulio, el histórico "1" de Jorge Newbery
Oscar De Giulio tiene 40 pero no por mucho tiempo. El histórico "1" de Jorge Newbery de Junín cumplirá 41 en diciembre y está más vigente que nunca.
Su carrera bajo los tres palos arrancó precisamente en el "Aviador". También tuvo un paso en Newbery de Rojas y en Matienzo de Alberdi. Su trayectoria dentro del fútbol también le permitió cosechar amigos en todos lados.
¿El retiro? "Por ahí el año que viene puede ser mi último año", respondió al mejor estilo Mirta Legrand. Ojalá que no. Ojalá que siga, porque adentro y fuera de la cancha De Giulio es el mismo. Un tipo simple, una buena persona.
Sobre el presente que atraviesa en el club, expresó: "Hace poco ha llegado un nuevo entrenador como Fabio Nigro, un tipo con muchísima experiencia. Tengo entendido que van a volver algunos jugadores y junto con los que ya están ojalá podamos tener un buen papel en el torneo que se viene".
Enchufado en el presente, Oscar agregó: "Yo estoy acostumbrado a este ritmo. Un domingo sin fútbol no me lo imagino. El año que viene voy a cumplir 25 años de haber debutado en primera. Ojalá que pueda seguir estando y retirarme vigente".
Por último, sobre los secretos de jugar a los cuarenta, expresó: "El comportamiento es algo importante, ser buen compañero, saber perder es algo que hoy a los chicos les cuesta mucho. Hay tres resultados, es un juego, no una guerra".

En Defensa encontré un grupo espectacular. Me siento muy cómodo. Cada vez que entro a una cancha es especial, a veces pienso en la posibilidad de dejar, pero no lo veo como algo próximo. Mauricio Muñoz. Defensa Argentina

"Mauri" Muñoz, el capitán de Defensa
Mauricio Muñoz es el menor de esta historia, tiene 38. Hace diez años que juega en Defensa Argentina. Es volante y capitán. También es abogado y conforma una linda familia junta a su señora y sus dos hijas.
En la charla con Democracia, repasó su historia: "Junto con mi hermano Matías vinimos de Arribeños a vivir a Junín y empezamos a jugar en Moreno. Después él se fue a jugar a Buenos Aires y yo me quedé. Pasó el tiempo y después me tocó a mí irme a Buenos Aires. Me fui a estudiar derecho y cada vez que venía, en las vacaciones, siempre jugaba algún nocturno para Moreno. El fútbol, siempre estuvo en mi vida. Después de que me recibí me vine para Junín, seguí jugando en Moreno y también jugué algunos reducidos para Huracán de Arribeños".
Todo eso hasta que conoció a su gran amor. "La verdad que en Defensa encontré un grupo espectacular. Debo estar hace unos diez años. Me siento muy cómodo. Cada vez que entro a una cancha es especial, a veces pienso en la posibilidad de dejar, pero no lo veo como algo próximo".
"A mí esto me encanta. La verdad que lo disfruto mucho y me costaría muchísimo dejar. Mientras pueda y me sienta bien voy a seguir. A no ser que me saquen (risas)", completó.
Por último, ante las claves para mantenerse en vigencia y correr junto a pibes de 20, "Mauri" dijo: "Entreno bastante bien, trato de ir al gimnasio al menos dos veces por semana y me alimento bien. También trato de descansar bien antes de jugar, pero de todas maneras hoy se siente un poco más desde lo físico".
En definitiva, los tres mosqueteros de esta historia llevan el fútbol como estandarte. Esa pasión es la misma que los alimenta y que les da las fuerzas para estar vigentes, para ser protagonistas indiscutibles de nuestro querido fútbol de Junín.

COMENTARIOS