FUNDADO EL 1 DE MAYO 1921

Independiente de Junín: A un paso de otra hazaña deportiva

En diálogo con Democracia, el presidente de la institución, Nicolás Sardi, palpitó el desenlace del Torneo Apertura 2018.

El Club Independiente de Junín está muy cerca de lograr una nueva hazaña deportiva. En el marco de la edición 2018 del Torneo Apertura que organiza la Liga Deportiva del Oeste, el Rojo está a tres puntos de conquistar el campeonato.
En la última fecha del torneo, el equipo que conduce Ever Gallo tiene que ganar en Lincoln frente a Rivadavia para poder dar la vuelta olímpica. La historia se podría haber liquidado el domingo pero el Rojo cayó de local ante BAP y por eso la definición se postergó una semana más.
Además de lo deportivo, el presidente Sardi habló de la actualidad del club, repasó las obras que se hicieron, las que están proyectadas y también anunció su deseo de alejarse un tiempo cuando en octubre finalice su cuarto período como presidente.

- Es imposible arrancar sin preguntarte por lo del domingo. ¿Qué pasó?
- No se pudo, nos habíamos ilusionado mucho pero bueno, perdimos frente a un buen rival. Ahora nos queda otra chance, en Lincoln y también frente a un rival difícil. Estamos muy ilusionados. Ojalá el final sea el que todos esperamos.


- Hay algunos rumores de que BAP pediría los puntos que perdió frente a Sarmiento. ¿Sabes algo?
- Sí, escuché algo después del partido del domingo. Cuando me enteré empecé a averiguar y por lo que tengo entendido BAP reclamaría porque Sarmiento habría incluido a algunos chicos de AFA. Pero en realidad no hay nada desde lo legal, el reglamento no dice nada. Sí en la reunión de presidentes hicimos sugerencias pero para las categorías de inferiores. Pero de primera división nunca hablamos. Estoy seguro que es así, pero bueno, habrá que esperar a los próximos días.

- Entonces, mientras tanto, la ilusión pasó para el domingo.
- No se nos dio frente a BAP y ahora vamos con la ilusión hasta Lincoln. Estamos muy esperanzados y con mucha confianza para el partido del domingo.

- ¿Se notaron las ausencia de Daffonchio y de tu hermano?
- Seguramente, de todas maneras los chicos que jugaron lo hicieron bien. Quizás con la presencia de Facundo (Daffonchio) y de mi hermano el equipo tenía cierta seguridad pero desde la experiencia que ellos podían aportar. Ellos quizás generaban tranquilidad en momentos complicados, pero bueno. Falta un partido, vuelve Mariano (Sardi) y esperemos que su regreso sea con la consagración que todos estamos soñando.

- Fuera de este momento tan especial, ¿cómo está el club hoy?
- Con mucho esfuerzo y trabajo hemos podido mantener las estructuras de las divisiones inferiores. En primera estamos peleando el título y en inferiores nos mantenemos siempre con la intención de mejorar. Hoy en día competimos con clubes como Sarmiento y Rivadavia de Lincoln que tienen otra estructura; pero bueno, nosotros, desde nuestro lugar, hacemos lo mejor que podemos. Hemos tenido partidos competitivos y eso entusiasma a los chicos y lógicamente a todos nosotros. Estamos muy contentos con la formación de los chicos.

- ¿Y en cuanto a obras?
- Terminamos con las obras de los vestuarios y en la medida de lo posible hemos podido mantener en condiciones el campo de juego. Ahora estamos construyendo una cancha de césped natural, para alquilar, con luces. La idea es terminarla para mediados de octubre. La cancha de es 60 por 40 metros y está adentro del club. Se podrá jugar de ocho y el arquero; o de nueve y el arquero. Es un lindo proyecto, pensado para los socios y para la gente que quiera alquilar.

- En octubre también se termina tu mandato. ¿Tenés alguna decisión tomada?
- Me gustaría que el club siga en la misma línea, pero desde lo personal yo daría un paso al costado. Me gustaría que la gente que hoy me acompaña sea la que siga adelante con el proyecto y yo tomarme un descanso. Todavía no hemos hablado en lo particular pero desde el grupo la decisión sería esa. Por suerte hay gente capacitada y con muchas ganas de seguir. Estoy hace cuatro años y la verdad que es un trabajo desgastante. El fútbol de Junín es muy exigente. Los sábados a la mañana, por ejemplo, yo salgo muy temprano de mi casa y vuelvo tarde. Y los domingos, a veces también. Se descuidan cuestiones personales, familiares más que nada y también se mezcla lo laboral. Pero bueno. Ahora voy a tratar de descansar un tiempo y me gustaría volver cuando mi hijo empiece a jugar en las inferiores, eso sería en dos o tres años. Vamos a ver.

- Lo que quieras agregar.
- Invitar a nuestra gente a que el domingo nos acompañe a Lincoln. Sabemos que será difícil pero la ilusión está.

COMENTARIOS