El Real Madrid presentó a  Courtois, su nuevo arquero
FÚTBOL ESPAÑOL

El Real Madrid presentó a Courtois, su nuevo arquero

El mercado de pases del Real Madrid no descansa. Y no por voluntad propia del equipo español, que con la llegada de Thibaut Courtois, el mejor arquero del Mundial 2018, parece estar conforme. Este jueves fue presentado el belga y hubo un primer cara a cara de Luka Modric, que quiere irse al Inter, con los dirigentes. Allí está el nuevo culebrón del verano europeo que no deja dormir a nadie en la Casa Blanca.
El belga Courtois, uno de los máximos responsables de que su seleccionado llegara al podio en Rusia, se vistió por primera vez con la ropa de arquero del Madrid, en una ceremonia que tuvo a Florentino Pérez, presidente del club, como anfitrión. El Santiago Bernabéu recibió entonces a quien llega para ocupar un arco que estaba muy bien custodiado por Keylor Navas.
“Estoy orgulloso de estar en el mejor club del mundo. Siempre me llamó la atención el Madrid porque estaba Casillas y desde ahí siempre lo seguí”, dijo el arquero que supo tener un duelo especial con Lionel Messi y que llegó a consagrarse campeón con el Atlético de Madrid, clásico rival del equipo merengue. Para disgusto de los Colchoneros, Courtois se besó el escudo de su nuevo equipo en su presentación.
Por su pase, el Real Madrid desembolsó unos 35 millones de euros en las cuentas del Chelsea inglés, que en el intercambio se llevó por un año a préstamo al croata Mateo Kovacic.
Y si de croatas se habla, la gran novela del verano en España e Italia tiene como protagonista a Modric, el conductor del seleccionado que llegó a la final del Mundial. El último capítulo tuvo un encuentro esperado entre el jugador y el segundo de Florentino, el director general José Angel Sánchez. Sin grandes conclusiones, ambos quedaron en hablar en unos días, publica el diario Marca. Modric es buscado intensamente por el Inter de Italia, que ya le ofreció un plan multimillonario que finaliza con una jubilación de privilegio para él. Pero el Madrid no quiere saber nada con largar al motor de su equipo. El mensaje desde el club es claro: el que quiera al croata que ponga los 750 millones de euros de la cláusula de rescisión.

COMENTARIOS