FÚTBOL

Claudio Ariel "El Turco" Munafó

Mentado jugador de Villa Belgrano que integró la famosa defensa de los ´80 con Aguilar, Rassi y Pallero. Fue 5 veces campeón con la V azulada.

"Nací en Junín en el Barrio de Villa Belgrano, a dos cuadras de la placita en Dorrego y Rioja. Fui a la escuela primaria 18 y el secundario lo hice en la ENET Nro. 1. Del barrio iban a la escuela Ariel Puricelli, Claudio Pavesa, el Cabezón Rabaglio.

En el barrio, de chicos, arrancábamos con la pelota, Mi viejo era muy aficionado de Villa, integraba las comisiones del club, entonces era religión ir a la cancha. Ya de los tres-cuatro años iba a la cancha de Villa.

En realidad como la sede de Villa estaba cerca de casa, comencé a jugar al básquetbol. Porque en esa época tenía básquet y varios pibes del barrio íbamos. El técnico era Horacio Piquito Soba. Debe haber sido entre los seis y nueve años porque enseguida lo sacaron, nadie quería trabajar y fue una lástima. Después retomó por los ´90.

Al fútbol mi viejo decía siempre que tenía tiempo para jugar en algún club, siendo fanático de Villa.

Pasó el tiempo y un día un vecino de apellido Vera vino a casa y me llevó a fichar para Villa Belgrano.

Empecé en la novena. Pero las inferiores fueron traumáticas para mí. No sé si habremos ganado dos partidos en total. Normalmente perdíamos diez o doce a cero. Había valores pero nunca dieron en la tecla con la formación del equipo en sí. No había tampoco comisiones importantes que siguieran a los chicos en ese momento.

Cuando Héctor Mosca se hizo cargo de Villa transformó al club en el tema futbol. Yo estaba en sexta división con trece años y Mosca me citó para el banco de la primera. Me explicó que era por mi buen desempeño, entrenamientos, buena conducta. Me dijo el sábado antes del partido de sexta que me cuidara, que no me hiciera amonestar ni expulsar porque al otro día tenía que estar en el equipo de primera. Todo un acontecimiento. No veía la hora que llegara el domingo. Entramos a jugar el partido de sexta y tuve tanta mala suerte que me rompí los ligamentos. Me quería morir.
Pero como ya me tenía en cuenta, al año siguiente pude debutar. Villa había ganado el nocturno y en el oficial -a fines de los ‘70- debuté contra Jorge Newbery en cancha de Villa que se venía abajo. Duré quince minutos. Vino un córner a favor de Newbery, salí a cabecear la pelota al área grande y me pegaron un codazo. Me rompieron la boca, los dientes, todo.

Gané el primer título oficial de la Liga con Villa en 1980, que en realidad fue el primer logro del club en su historia. Estaba Bertolotti, Núñez, Rassi y Tito Bello en la defensa. Jugué cuatro partidos seguidos y después Mosca no me sacó más.

Luego ganamos dos nocturnos, el oficial del '82-´83 (integró la mentada defensa con Aguilar-Rassi y Pallero, atajaba Walter Gatti) y en 1984-85 jugué en Jorge Newbery y Mariano Moreno.

Después me fui a Argentino de Rojas en 1988 donde ganamos el campeonato y jugamos el campeonato regional. Estuve tres años consecutivos, jugando los nocturnos acá.

Luego me fui a El Dorado con los hermanos Carpanetto, Salvatierra, Maravilla, Pérez, Pozo.

Terminé mi carrera en San Martín de Chacabuco. Era 1993 y ya notaba que los otros volaban en la cancha, los años me comenzaron a pesar.

Junín era antes una cantera interminable de jugadores. Se fueron perdiendo los campitos a medida que avanzó la ciudad, los "espiadores" de los clubes que andaban buscando chicos en todos lados, y el avance de la tecnología que fue también determinante. Hoy los chicos están con el celular, la Play, la televisión, no tienen incentivo por la pelota.

Hoy tienen la facilidad de tener pelotas nuevas, indumentarias modernas. Nosotros pasamos épocas difíciles con las zapatillas flechas que no te duraban ni un partido, porque le pegabas fuerte a la pelota y listo, te quedabas sin zapatillas.

¿Maradona o Messi? Son diferentes. Yo mamé lo de Maradona que era un todo terreno y jugaba para el equipo. Realmente se ponía el equipo al hombro si era necesario.

COMENTARIOS