Ayer, en el último entrenamiento de Brasil.
Ayer, en el último entrenamiento de Brasil.
CUARTOS DE FINAL

Neymar quiere echar a los "Diablos belgas" y meter a la selección brasilera en semifinales

También la llamada generación de oro de Bélgica pretende la revolución en Rusia. Juegan hoy, desde las 15.

Confiado en que Neymar continuará haciendo de las suyas, Brasil le apostará al brillo de su astro para quitarse de encima a los diablos rojos belgas, cuando se enfrenten hoy, desde las 15 (hora argentina), en Kazán, por el paso a las semifinales del Mundial de Rusia-2018.

Va a ser un gran partido con dos equipos que privilegian un fútbol hermoso, cada uno con sus características. Bélgica tiene valores individuales, un gran técnico, y han hecho una gran campaña. Tite. DT de Brasil.

Candidata al título, la Seleccionado brasilero lentamente ha ido mostrando su potencial y, encadenando tres victorias consecutivas, el 10 del París Saint-Germain parece haber recuperado el nivel superlativo en el que estaba antes de la lesión.
Y la mejor muestra de ello la dio ante México, necesitando apenas los segundos 45 minutos para quebrar el coraje de los aztecas con todo un repertorio de fútbol, exasperante para el Tri pero para la afición algo así como música para los oídos.
"Va a ser un gran partido con dos equipos que privilegian un fútbol hermoso, cada uno con sus características. Bélgica tiene valores individuales, un gran técnico, y han hecho una gran campaña", señaló Tite en rueda de prensa.
"No sé lo que vamos a necesitar para pasar, nuestra necesidad es seguir creciendo en el Mundial y jugar cada día mejor", agregó.

Diablos desalmados
Brasil y Bélgica tienen solo un antecedente de enfrentamiento en las Copas del Mundo. Sucedió en la de Corea del Sur y Japón-2002, una victoria de 2-0 para el Scratch en los octavos de final con goles de Rivaldo y el Fenómeno Ronaldo.
Pero la llamada generación de oro de Bélgica pretende la revolución en Rusia y volver por segunda ocasión a unas semifinales, como lo hiciera aquel equipo de ensueño de Scifo, Ceulemans y Pfaff en México-1986, pero que cayó 2-0 rendido ante Diego Maradona.
"Tenemos jugadores de mucha calidad, tanta calidad como los de Brasil, pero la diferencia es que nunca hemos ganado nada. Ellos saben lo que es ganar un Mundial, son los que más han ganado todo", sostuvo el técnico español de los Diablos Rojos, Roberto Martínez, en rueda de prensa.
"Un entrenador no puede desear nada más grande que jugar contra los pentacampeones del mundo en un partido de cuartos de final de un Mundial. Es una ilusión enorme", agregó.
Junto con Uruguay, otro de los cuartofinalistas del Mundial, Bélgica ha ganado los cuatros partidos disputados y con 12 goles tiene al ataque más efectivo del torneo.
El potente Romelu Lukaku, con 4 goles, persigue al inglés Harry Kane (6) en la tabla de artilleros, y detrás de él evoluciona una banda de terror con Eden Hazard, Kevin De Bruyne, Thomas Meunier y Marouane Fellaini.

Fernandinho y Marcelo
Tanto Brasil como Bélgica llegaron a los cuartos de final con peleados triunfos en octavos: la Seleçao derrotó 2-0 a México, dos tantos logrados en el segundo tiempo, y los Diablos Rojos por 3-2 sobre Japón en el descuento tras ir abajo por 2-0.
En el equipo de Tite habrá una modificación obligada, la de Casemiro, suspendido por acumulación de amarillas, para darle paso Fernandinho, mientras que Marcelo y Douglas Costa recibieron el alta médica y estarán disponibles.
En el campamento rojo todas las piezas están perfectas, ansiosos por una victoria ante "el mejor equipo del Mundial", aseguró el bombardero Lukaku, no sin antes regalo un cumplido a Neymar.
"Neymar no es un actor. Tiene una calidad increíble y es normal que los defensas sean un poco más duros contra él. Para mí va a ser el mejor jugador del mundo en el futuro y me encantará jugar contra él", destacó el ariete del Manchester United.
El partido, previsto en el Kazán Arena a partir de las 15 (hora argentina) y será dirigido por el serbio Milorad Masic.

COMENTARIOS